jueves, 22 de octubre de 2009

Marc


Marc Feld (1947-1977)


Mmmm... ya tenía yo ganas de hablar de ti, Marc. Claro, primero hay que citar a los grandes, a los preferidos, a los más queridos, a todos esos que han salido aquí hasta ahora y a los que vendrán. Pero tú también estás invitado, y con los mismos honores que los demás: contigo entendí que no todo es alucinar con las grandes obras de los genios, elevarse hasta el infinito con los Maestros, sino que todo arte es, antes que cualquier otra cosa, pasión, o emoción. Y si Groucho Marx para mí no es menos importante que Nietzsche o cualquier otro santón del gremio, con esa misma razón te traigo hoy aquí. Tú no eres menos que nadie.

Saltaste a la fama cuando mi generación andaba a medio camino entre la infancia y la adolescencia. Nos creíamos la élite: en mi pequeña ciudad solo cinco o seis conocíamos, por ejemplo, a King Crimson o a Pink Floyd (y para eso, uno o dos discos sueltos: entre la penosa distribución discográfica de entonces y que no había Internet, ya me contarás). Si había que montar una fiesta, el nivel medio imprescindible eran los Creedence o Deep Purple. A mí, por la edad, las chicas aún no me hacían caso, así que yo era el que ponía los discos y gracias; me limitaba a soñar con tórridos manejos entre la poderosa delantera de una tal María Jesús (qué habrá sido de ella) y las razonables caderas de otra tal Carmencita (ídem). O de la que se me pusiera delante: a esa edad, ya sabes, vale todo.

El caso es que comenzaban los años 70: los mayores ya empezaban a hablar de la decadencia del rock, del hundimiento de los hippies, de que la Edad de Oro estaba pasando y que ahora, para nosotros, quedarían las migajas. Y en eso estábamos cuando apareció T. Rex. Más adelante supe que ya llevabas unos años en el negocio y que, por ser fan de Bob Dylan, tu apellido de guerra era la suma de "Bo"más "lan". Al principio no entendí qué tenías tú que ver con ese señor, hasta que oí tus grabaciones anteriores y me enteré de que tus gustos iban desde el rock and roll clásico hasta el folk psicodélico de Donovan, otro de mis fetiches. Con tu primera banda "seria", los John's Children, ya tuviste un single decentillo; y luego montaste Tyrannosaurus Rex, básicamente un dúo con tu colega Steve: un poco coñazo, la verdad. Intentabas llegar al nivel de Donovan, y eso es muy difícil. Tus discos de esa época se resienten. Y tú lo comprendiste perfectamente, así que cambiaste de nuevo y con esa extraña mezcla de rock and roll y pop que llevabas en la cabeza te lanzaste a una aventura que te hizo de oro; y del Tiranosaurio quedó solo la T, y se marchó Steve, y de un dúo saltaste a un grupo completo. Tu amigo Bowie era esta vez la gran referencia, o los más lejanos Lou e Iggy, junto a tu afición por el boogie y ese nuevo "estilo de vestir"; la decadencia, el final de los sueños sesenteros reflejados en todo su esplendor. El maquillaje, lentejuelas, promiscuidad, confusión de sexos, el burdel del rock: el glam. Eso fue T. Rex.

Y comenzaron a llegar vuestros singles, seguidos por los de Sweet, Slade, Mud, el mismo Bowie de la época, y los guateques cambiaron. Y nuestra mentalidad también: las barbas para los progres, para los viejos rockeros; para otros, el rimmel. Aquella actitud desafiante, bastarda, me encantó: yo seguía siendo un crío, pero tomé buena nota de que lo que no se renueva muere. Y, sobre todo, ver esa cara de cabreo entre los hermanos mayores, tan serios, tan de trenka y Carlos Marx, tan elevados... ellos eran ahora los reaccionarios. Qué feliz me sentí oyendo vuestra "basura amariconada", como decían algunos. Cuántas veces habré escuchado el "Get it on", por ejemplo...

Y luego la cosa decayó, porque el glam mucho fondo no tenía; de hecho, tu momento de esplendor fue de un par de años, no más. Y eso dio para seis o siete grandes singles: poca cosa, pero intensa. Y luego la decadencia, y luego te matas a bordo del Mini que conducía Gloria, probablemente colocada: un árbol, zas, ya está. Te faltaban dos semanas para cumplir los treinta años. El espectáculo había terminado. Ya casi no nos acordábamos de ti cuando eso pasó, pero sigo teniendo aquellos singles, te juro que sigo oyendo a T. Rex de vez en cuando: es muy saludable.

Ya ves, esta vez casi no he dado datos. Para qué. Lo tuyo era un sentimiento: el pop no necesita diccionarios, sino un alma juvenil que lo disfrute sin fechas, sin nombres, sin nada más que las ganas de embobarse durante unos minutos; y luego a poner otro single, a seguir sudando. Y soñando. Gracias Marc, por tus minutos de gloria.

  .........................................................................................................................................................

Diccionario de urgencia (escueto, como este género musical)
 
Steve "Peregrin Took": bongos, percusión y "teclados" de Tyrannosaurus Rex 
Bowie: David
Dylan: Bob
Lou: Reed
Iggy: Pop
Gloria: Jones. Cantante americana de soul-pop-Tamla que fue esposa de Marc. Su mayor éxito fue "Tainted love", un verdadero himno del Northern Soul británico a finales de los años 60, rescatado en los 80 por Soft Cell.

20 comentarios:

  1. Pues mira que el otro día que andaba escuchando las canciones que habías colgado en el otro blog escuché Get it on y sí, la conocía, pero nunca habría sabido dar el nombre de la banda.

    Y ahora que estoy mirando (para variar) en Youtube, me doy cuenta de que había escuchado "Buick MacKane" en alguna parte, o tal vez una versión de esta canción... Sí, la versión: Guns n' Roses.

    La verdad es que tiene su gracia, hay que reconocerlo. He oído un par de canciones del 65 y según cómo tenía cierto aire de Dylan al cantar. Luego ya no.

    Bueno, dejo ya de dar la vara. Estos repasos historicomusicales son siempre agradables.

    ResponderEliminar
  2. "Get it on" es una canción soberbia. Y lasciva: ese "get it on, bang a gong, get it on" que le ordena Marc a la chica en el estribillo, o el final "take me!" lo dice todo. Puro glam: la degeneración susurrada. Pobres progres, no estaban preparados para esto.

    ResponderEliminar
  3. Yo a los 20 perdía las bragas por Marc Bolan... ainss que tiempos...

    Mi querídismo Xcar me presentó a T-Rex, y en bar al que soy asidua hubo una temporada en que me habrían linchado porque no hacía más que pedir que lo pusieran...

    Paseante, me parece que tenemos gustos bastante parecidos en música... :) Aunque nos llevemos unos añitos. Pero creo que no son tantos, jejejeje. De todas formas mi madre me dice que estoy pasada de moda, jajajajajajajajajaja

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. 'Get in on' mola, pero creo que no he escuchado conscientemente nada más de T-Rex. Me acordaré, a ver.

    Yo de Glam sólo conozco bien a Bowie. Y prefiero a los Stooges, que antes de que me lo digas, ya sé que no es glam ni nada parecido, es que suelo comparar estilos distintos, y épocas distintas, mira ayer con Nirvana y el punk. Por cierto, te contesté, la conversación molaba, pero lo borré para no incordiar tanto a Irre, que yo siempre acabo hablando de estas cosas musicales en blogs ajenos, no sé cómo lo hago XD Ya seguiremos con el tema, al menos por mi :)

    En este post he descubierto, entre otras cosas, que 'Tainted love' no es obra de Soft Cell ¡! buscaré la original.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Esencial: mal hecho eso de perder prendas íntimas por culpa de un sujeto que, con sólo verle la cara, ya se imagina uno el vicio que trae encima. Pero ya lo dijo Lou: andar por el lado salvaje de la vida tiene su gracia, de vez en cuando.

    Señor Julián: aunque los Stooges no son una de mis bandas preferidas, su conexión con el glam queda patente en su, para mí, mejor obra: "Raw power", del 73; que, mira tú por donde, fue coproducida a medias entre Iggy y Bowie (que a la sazón era su medio amante por entonces).

    En cuanto a Soft Cell, es curioso que su único número 1 fuese precisamente ese single: que en la cara B tenía otra versión, esta vez de las Supremes: "Where did our love go?"
    En cualquier caso, hay que reconocer que la recreación de las dos canciones fue maravillosa. Trata de pillar la versión mezclada del maxisingle: una detrás de la otra con un interludio de casi un minuto que las une perfectamente. Los Cell tenían su mérito; bueno, lo tenía Marc Almond, porque Ball se limitaba a ser el teclista en la sombre.

    ResponderEliminar
  6. Ya he oído antes la original de Gloria Jones. Increible.

    Yo soy un pesado que lleva años oyendo y re-oyendo aquellos tres discos de los Stooges, no me canso XD 'Raw Power' es muy bueno, aunque mi preferido es 'Funhouse', es uno de mis discos preferidos en general. Luego los discos de Iggy en solitario, aunque también me gustan, me parecen ya otra cosa, los he escuchado menos, salvo excepciones.

    Suelo usar los conceptos musicales a mi antojo (mal hecho, lo sé..) y soy de los que dicen que el 'Funhouse' fue una de las paternidades del punk. Lo que me gusta del punk es la provocación y sobretodo el 'do it yourself', me tomo el 'punk' como quiero, y así suelo andar en confusiones al hablar de música, y eso no está bien, lo sé. Una especie de mirada retrospectiva tomando el punk como línea, un whigismo, como dicen. Por ejemplo, también soy de los que dicen que el primer Elvis fue más 'punk' que Nirvana. Sinatra dijo que aquello no era música ni era nada. En los setenta, Keith Richards dijo lo mismo de los Sex Pistols.

    Aún así soy consciente de que la comparación es posible (cuando hablo de comparación, como hablé con Nirvana en el blog de Irre) no quiero decir que sean igual de buenos, más bien al revés, que pueden compararse, simplemente que se pueden y deben comparar, no soy de los que niegan la comparación para salvar al débil, en aquel caso Nirvana. La crítica musical es posible, hay que separar el fenómeno de la música, y pese a mi poco oído musical, está claro que Elvis suena mejor que los Pistols.

    Lo que no me gusta del punk es... bueno, un montón de cosas, pero sobretodo (paradójicamente) la falta de creatividad. Creo que el 99% de las bandas punk hasta la fecha no valen un comino. El 1% fue original y, pese a tocar como el culo, hizo algo nuevo en su momento, rompió con algo, expresó la rabia de una manera concreta, fue un fenómeno que trascendió a la música. Yo suelo escuchar punk, aunque canciones y grupos concretos, los de siempre, en eso no soy muy rompedor. Pero no em gustan ni las crestas ni los 'uniformes' punk, me gusta el 'háztelo tú mismo', la creatividad y la provocación. Y desde luego el punk está muerto, murió hace décadas.

    También, como toco la eléctrica (bueno, hace meses que no, porque se me rompió el cable y tengo que comprar otro), me es mucho más fácil expresarme con la guitarra, como quien dice, relajarme o soltar adrenalina, haciendo punk. Es lo que puede hacer todo el mundo. No todo el mundo puede tocar como Mark Knopfler o Santana. Es diferente música, además, yo crecí con Eskorbuto, con los riffs fáciles y los gritos desgarrados, y eso siempre irá conmigo en plan añoranza. Aunque hice solfeo, y no hace falta hacerlo para saber que musicálmente el punk es muy limitado. Por tanto me quedo con su faceta de provocación y creatividad, esa que pudo tener un mínimo tiempo (y fue la ostra). El grunge fue algo así como el punk de los 90, más para pijos que querían vestir de mendigos, lo sé, pero también puedo empatizar con ese fenómeno, llamémoslo así.

    El rock nunca ha estado bien definido. Guitarra, bajo y batería, son los ingredientes. Otros dicen que acción y rabia, cada uno que diga lo que quiera. Para mi una forma de expresar esa rabia es la básica y cruda del punk, sin más.

    Bueno, ya he dejado mis cartas sobre la mesa, espero haberme explicado. Y perdona por la chapa, sé que soy un pesado hablando de estas cosas, más aún porque siempre hablo de los mismos grupos y no tengo un conocimiento basto que me legitime para dar la chapa XD

    ResponderEliminar
  7. uyyy yo no sabía que esta canción era de ese hombre,vamos al que tampoco tenía el gusto de conocer.
    Ahora sí sé de que estás hablando.
    Unos minutos de gloria,un single afortunado.

    ResponderEliminar
  8. Velvet Underground en las letras, aunque lo descubrí más tarde. Mis viejos amigos de lo que llamo punk son los Stooges, New York Dolls, Ramones, Pistols... (los Clash no me tiran mucho, tienen grandes canciones, pero me va más la falta de ideología y de compromiso en la música, que se hagan canciones, y no que se intente quedar como Bono, la madre Teresa de Calcuta o el Che Guevara, eso suele quedar muy hipócrita)

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. ufa....


    ni idea tenia....

    quiero mas, quiero mas!!! jijiji

    ResponderEliminar
  12. Gran verdad la de que el pop solo necesita un alma juvenil. Y buenos singles, no esos LP o CD donde con suerte el 80% es paja.
    Al glam hay que agradecerle que renovaran el fondo de armario del pop-rock,la ambiguedad y las ganas de cachondeo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Julián: a mí del punk lo que más me gustaba era su actitud. Mi banda preferida eran los Damned, a quienes por supuesto no recuerda casi nadie. Damned fue la primera banda en grabar: el primer single de la historia del punk es el "New rose", que luego saldría en su primer LP. Ellos fueron un buen ejemplo de algo que nadie cree: que el punk es pop y no rock. Pero bueno, esa es otra historia. En cualquier caso, los orígenes del género se encuentran a mediados de los años 60, con las bandas americanas de garaje (los Seeds, Count Five y todos esos). Luego llegaron MC5 y los Stooges, por nombrar a dos, y luego un cruce entre glam y rock: New York Dolls. Luego ya vino todo seguido.
    En cuanto a Mark Knopfler y Santana, también la cosa va a gustos: me gustaron sus primeros años, pero hoy en día ninguno de los dos me dice nada. Para mí, el mejor de los guitarristas vivos sigue siendo Jeff Beck.
    Y lo de las letras no me interesa. Yo quiero música. Cuando me apetece, cojo un libro de poesía, o leo los textos. Pero el engaño clásico de los folk singers, malos músicos en general, no es para mí.
    De los Clash sólo hay un disco que me gusta: "London calling". El resto me deja frío. Y los Velvet, un fenómeno inflado, tiene dos grandes discos: el primero y el cuarto. Como es lógico, los ruideros en general aprecian más el segundo, el "White light/White heath", que es un descontrol de grabación. Allá ellos.

    ResponderEliminar
  14. Hola, S. Celebro que te guste este señor. Rejuvenece mucho oírlo de vez en cuando.

    Lo mismo digo, Gata. Si quieres más, el glam tiene unas cuantas cosas imprescindibles.

    Pues sí, Chafardero. La juventud al poder; la de espíritu, claro: la edad no tiene nada que ver con eso.

    ResponderEliminar
  15. si, quiero mas!
    soy una insaciable!!!!!!!!!!!

    yyiiijjjaaaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  16. EY! muy bueno tu blog!...volveré y no es una amenaza ...sin fundamento
    saludos (los primeros q no los últimos)

    ResponderEliminar
  17. Gata, eres una viciosa. Asi me gusta.

    Gata 2: Bienvenida.

    ResponderEliminar
  18. que gran blog ,de verdad me ah encantado ,me encantaría que hablaras de uno de un hombre importante para el garage ,el recién fallecido ,Lux interior ,vocalista de The Cramps ,es un verdadero lider & bueno con una actitud en el escenario que muy pocos tienen ,a la altura de iggy pop ,un saludo ,me encanto tu blog :)

    ResponderEliminar
  19. Gracias por la visita, Pálido. Lo siento, pero Cramps no se hallan entre mis artistas preferidos.

    ResponderEliminar

Cierren la puerta al salir.

Perseguidores