jueves, 3 de junio de 2010

Beat music (I)


¿Qué es el beat? Para quienes siempre se rasgan las vestiduras, el beat es lo que les confirman los periódicos: sonidos inarticulados, aumentados hasta límites insoportables por los amplificadores; ruido producido por jovencitos mal lavados y de larga cabellera, que a duras penas acaban de aprender algunos acordes simples en la guitarra y que reciben el aplauso histérico e igualmente inarticulado de los adolescentes. Para los desconfiados, el beat es una ocurrencia propagandística de unos avispados negociantes, que mediante tretas siempre nuevas intentan sacar hasta el último céntimo de los bolsillos de los jóvenes. Y para el "Daily Worker" -órgano del Partido Comunista británico- el llamado Mersey Sound es una clara protesta revolucionaria, "la voz de treinta mil obreros en paro y ochenta mil viviendas miserables en ruina".
(Rolf-Ulrich Kaiser)

Bueno, pues ahora que ya he cumplido con Sam y sus hermanos de raza me toca cumplir con los míos; aunque sean británicos, como siempre. Una buena manera de comenzar hablando de la música beat es el párrafo que he puesto arriba: parece bastante clarificador, ¿verdad? Y aún podría perfilarse un poco más si articulamos una definición técnica; si decimos que, en esencia, el beat es la síntesis de las ramas blanca y negra del rock'n'roll americano. Por supuesto dicha síntesis, como todas las demás, tuvo lugar en el Reino Unido; en este caso, también como casi siempre, ocurrió a principios de los años 60. Y eso de "Mersey Sound" que dice herr Kaiser -o Mersey Beat que dicen otros- es un término específico referido a la ciudad de Liverpool, por donde discurre el río Mersey (por cierto, seguro que a todos ustedes les vendrá a la cabeza un famoso grupo originario de allí, cuyo nombre fue malamente traducido en España como Los Escarabajos; pero resulta que ese bicho en inglés se denomina "beetle", así que algo pasó con la segunda "e". Bien, pues imagino que ya lo habrán pillado: cambiamos esa "e" por una "a" y lo que tenemos es "Los Escarabajos Rítmicos", que no es exactamente lo mismo aunque se pronuncie igual. Por otra parte, dudo mucho que un escarabajo común y corriente tenga la más mínima idea de lo que es el ritmo).

Sigamos con el rollo macabeo, que ahora ya estoy lanzado: los estudiantes de inglés básico dirán "pero... "ritmo" era "rhythm", ¿no?". Pues sí, pero también lo es "beat", y justamente la diferencia de matiz entre una y otra palabra es, digamos, la madre del cordero: "rhythm" es neutra, abstracta; el ritmo, sin más, que puede ser lento -melódico- o rápido. "Beat", en cambio, es la sustantivación del verbo "golpear"; en ese sentido, tiene que ver más con el acorde que con el ritmo en sí. Por lo tanto, cuando hablamos de beat nos referimos al ritmo "marchoso".

Y por último diré que, a pesar de todo lo anterior, la cosa no es tan sencilla. Porque del beat surgirán poco después dos vástagos que, en teoría, no tienen mucho que ver: tanto el pop como el rock británicos son consecuencia suya (creo que dije hace poco en algún comentario que del rock'n'roll venía el rock made in GB; lo cual es rigurosamente cierto, pero faltaba por añadir este pequeño detalle: el r'n'r es el abuelo, y el beat es el padre). Por otra parte a esa síntesis hecha con el material americano hay que añadirle la contribución isleña, que básicamente consiste en las melodías vocales. Esa aportación melódica -una de las raíces del pop- viene de la amplia historia vocal europea, tanto por sus orígenes románticos como por las tradiciones heredadas del folk.

Uf. Pensé que no acababa. Bueno, pues una vez que el término queda más o menos reconocible, ya hablaré otro día del resto de la historia, que se me han acabado las ganas de currar por hoy. Es hora de abrir el bar.
.

16 comentarios:

  1. Pues dada mi escasa cultura musical...me espero a que cuelgues al nieto.

    Seguro que es el que me mola.

    ResponderEliminar
  2. Mientras esperamos la aparición del mejor grupo de la historia, me quedo escuchando a los Ventures que me he encontrado por aquí.

    ResponderEliminar
  3. siga sigam que a mi siempre me deja sin habla y les leo sus post a todos mis amigos seudos musicales de baretos, jejejje besos

    ResponderEliminar
  4. ¿Se te acaban las ganas de currar y abres el bar? ¡Cuánto amor, qué afanado, por Dios (por todos querido)!
    Por cierto, good beat.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Jamfri:
    Qué bien me ha sabido la copa hoy.

    ResponderEliminar
  6. Sólo por la foto de cabecera ya merece la pena enlazarte .
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. ¿Esto entrará en el exámen?
    Lo buscaré en el rincón del vago.

    Pensamiento filosófico del día: Con el mal beber que tienen estos británicos, qué buena música inventaban.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno.Habia aspectos que desconocia por completo.te has fijado como me hago llamar, que gracia!
    saludos!

    ResponderEliminar
  9. Asi que el nieto, ¿eh, señorita Fiebre? Bueno, vaya por delante que yo no cuelgo a nadie: se cuelgan ellos solos. Pero supongo que al menos le gustarán los chicos de Liverpool, así que el padre también tiene su encanto.

    Bueno, señor Chafardero. Yo diría que son los más importantes de la Historia. Los mejores... eso ya va a gustos.

    Muchas gracias, señorita Gata, por sus cumplidos. Ya sabe usted aquella famosa adivinanza que a mí tanto me gusta: engañar al que no sabe.

    Don Jesús, no se equivoque: yo abro el bar, pero curran mis esbirros. A mí, con dar unas vueltecitas de control y tomarme unas copas con los clientes, ya me llega. No es trabajo, es disfrute.

    Me alegro de que se le haya hecho agradable la estancia en mi humilde local, mister Paul: para eso estamos.

    Muchas gracias por su comentario, señorita Reyes. Uno que es atractivo, y tal.

    Tranquilo, LuisC: yo no examino a nadie más que a mis amantes. Y sí, lo de los británicos es de nota. Esos se examinan solos.

    Saludos, señor Beats. Celebro la coincidencia.

    ResponderEliminar
  10. Querido Rick, en estoy ya estoy un pelín más puesto, y no lo digo por los whiskis que llevo.
    Soy todo oídos...

    ResponderEliminar
  11. Bien, mister Sebastian: peor sería ser Stoness...

    Me alegro, mister Strongboli. Pero si es por los whiskies tampoco se preocupe: aquí, el que más y el que menos...

    ResponderEliminar
  12. Veamos a los dos vástagos. Por cierto, nunca me he tomado en serio esas cosas, quiero decir cuando se intentan racionalizar de forma sistemática o yo qué sé qué puñetas estoy diciendo a estas horas... pero ¿sabes eso de que algunos colores le hacen pensar a uno en sabores, olores o al revés? Pues eso me pasa con estas entradas, que no sé si es por tener tantos colores, que si música negra, que si blanca, que si pop... que me sabe rico leerlos. Tranquilo, yo mismo llamaré al manicomio para que vengan a recogerme, ¿cómo era el número?

    PD: Sabía lo de Beetles y Beatles, que no son cucarachas, pero no sabía eso de la relación con Beat. Tiene sentido, la verdad.

    ResponderEliminar
  13. Tranquilo, Julián, que los vástagos aún tardan. Y eso de racionalizar... a ver: yo no es que racionalice, es que me gusta recordar este tipo de cosas. Si fuese futbolero, por ejemplo, igual estaría hablando del gol de Marcelino a Rusia o cualquier otro detalle parecido, supongo. Es lo que nos pasa a los puretas, que nos gusta contar batallitas.

    ResponderEliminar
  14. Me ha entendido mal, sr. Bogart, al decir yo: ''Por cierto, nunca me he tomado en serio esas cosas, quiero decir cuando se intentan racionalizar de forma sistemática o yo qué sé qué puñetas estoy diciendo a estas horas... pero ¿sabes eso de que algunos colores le hacen pensar a uno en sabores, olores o al revés...'' lo que decía que nunca me había tomado en serio son los intentos de explicar racionálmente de mala forma eso de los colores-sabores. No sus entradas de blog, por supuesto, que me encantan, que son muy buenas, nada tienen que ver con lo que decía de la racionalización y los colores y esas locuras mías. Espero que ahora me haya explicado mejor, era una bobada.

    ResponderEliminar
  15. Y de pureta nada, no hable usted así de sí mismo, que muchas batallas le quedan aún en cuanto deje a Ilsa en el avión. Pero si de hecho lo que yo hago ahora en mi blog está inspirado en parte en usted, en su forma de hacer entradas de blog interesantes pero con identidad propia. Imagen, texto y cita ilustrativa si es necesario. Sólo que en vez de hablar de historia musical hablo de cine de miedo, cada loco con su tema ¿Cómo voy a considerar mala 'racionalización' o lo que sea a su blog?

    Y ahora que le estoy peloteando aprovecho para invitarle una vez más a que se pase por mi antro de perdición, de cine de miedo (tos pretendida) para que me critique o lo que sea XD Es broma, siento esta publicidad cansina, pero sabe que está invitado.

    ''Presiento que este es el principio de una gran amistad.'' The end. Música. Se encienden las luces, mierda me he tirado las palomitas encima...

    ResponderEliminar

Cierren la puerta al salir.

Perseguidores