lunes, 14 de junio de 2010

Beat music (II)


“¿No hay ningún diputado que presente una ley que obligue a los chicos a cortarse el pelo?” 
(Carta al "Daily Mirror", 1964) 

Pues no, irascible lector del Mirror, no lo hay. Qué le vamos a hacer. Y lo peor es que dentro de un rato no me quedará más remedio que hablar de los Beatles, causantes en gran medida de su ira. “¡Otra vez esos malditos Beatles!”, dirá usted con toda la razón. Y se la doy: otra vez los Beatles. Si es que, nos pongamos como nos pongamos, aquellos cuatro jovenzuelos son los causantes de la mayor parte de las convulsiones que sacudieron el negocio durante los años 60. Que hayan sido los mejores o no, es cuestión de opiniones; pero lo que no puede discutirse es que fueron los más importantes, y hasta el señor Keith Richards lo reconocía: “Los Beatles fueron perfectos para abrir puertas. Sin ellos los Stones lo habríamos pasado mal”. Y pongan ustedes el nombre de la banda que quieran, si no les apetece la de los Stones: el resultado sería el mismo. 

PERO... 
Antes de llegar a los muchachos de Liverpool es de ley hacer una referencia al primer gran grupo –con espíritu de grupo- que hubo en la Isla: los Shadows. Ellos cubrieron el trayecto desértico entre finales de los años 50 y principios de los 60: es decir, ellos fueron los precursores en el negocio del pop. Ellos hicieron considerar a las casas discográficas que un grupo podía ser una alternativa creíble para un mercado que hasta ese momento estaba dominado por los cantantes. Porque hasta la irrupción de los Shadows, una banda sólo era el acompañamiento musical de una estrella, nada más. Y así comenzaron ellos en 1958, acompañando al infumable Cliff Richard (un quiero-y-no-puedo ser Elvis) bajo el nombre comercial de “Drifters”. Nombre que cambiaron al año siguiente para evitar confusiones con el grupo de duduá americano. 

Los Shadows eran de Newcastle; o al menos lo eran sus músicos más importantes, sobre todos ellos el gran Hank Marvin. Hablar ahora de la guitarra de Marvin y su influencia sería un poco pesado, así que me lo salto (perdona, Hank: sabes que te llevo en el corazón) y entro en harina: procedentes de una amalgama de bandas skiffle, consiguen interesar al ñoño de Cliff y comienzan sus giras tras él. Pero pronto Marvin y los suyos demuestran tener potencial suficiente como para atreverse a componer o interpretar piezas de otros por su cuenta, y tras un single editado aún como Drifters consiguen su primer éxito -que resultó ser también el mayor de todos- a principios de 1960 con la inolvidable “Apache”, número 1 en media Europa. En ese momento, los Beatles eran aún cinco y estaban pensando en ir a Hamburgo: ustedes dirán. 

Hay además un perfecto reparto de papeles entre la banda y su cantante, ya que mientras Cliff recurre a ellos para cimentar su carrera personal partiendo del rock and roll, las grabaciones de los Shadows como grupo autónomo son la herencia isleña de otro género más moderno, nacido en los States a finales de los años 50: la música surf. Así que entre uno y los otros están popularizando en la Isla dos dos géneros de moda más importantes de Occidente en ese momento; y por supuesto, haciendo que los jóvenes que vienen detrás tomen buena nota. 

Joder, ya está la chusma aporreando la puerta. Bueno, pues tengo que abrir el bar, así que terminaré por hoy con una de esas citas impagables de mi admirado Diego Manrique: “La verdadera herencia de los Shadows fue el concepto de grupo… la industria de Londres prefería vocalistas maleables y, de cualquier modo, no simpatizaba con su sonido áspero”.

Ah, por cierto: en la foto de arriba vemos a los Shadows acompañando al boberas de Cliff. Hank Marvin es el gafitas de la esquina derecha. ¿A que tiene un aire con Buddy Holly? Snif. 


21 comentarios:

  1. Gracias a esa influencia Marvin en la que no te quieres meter, por no parecer pesado, tenemos a los Pekenikes. Que no es poco.

    ResponderEliminar
  2. Los Pekeniques fueron importantes porque el Sr. Luz se enrolló con la inmarcesible Karina.
    Ya en serio, pocos grupos españoles –de cualquier época- alcanzaron su dignidad. Baste decir que, durante un tiempo, empezaban sus actuaciones con el Buree de Jetrho Tull.
    Quizá la diferencia entre los los isleños y los peninsulares –entre otras- estaba en que los de acá eran niños “bien”, que eran los únicos que podían saber qué se cocía por ahí fuera.
    O los que tenían radios extrañas en las cocinas de sus hogares paternos. (Bastante más tarde, que, en el 62, teníamos cuatro o cinco años y, extranjera, sólo se oía música francesa o italiana).
    Digo yo…

    ResponderEliminar
  3. Señr Rick, le doy toda la razón en lo de Cliff Richard. Qué hortero era-es, madre mía... Encima, se convirtió al cristianismo y se dedicó a predicar y todo. Para ahogarlo en whisky, vamos.

    ResponderEliminar
  4. Mira ahora a Paul,
    dios miseriaaaaaaaaaaaa.
    Bueno tu blog, mucho.
    SALUDOS,

    ResponderEliminar
  5. Rick, vaya grata sorpresa me he llevado con 'Apache'. Resulta que llevo un par de meses oyendo un disco de 'Abisal' que me descargué, un grupillo de estos que hacen versiones, en este caso de surf rock. El tema es que las pistas de las canciones no tienen nombre. Pues bien, ya sé de dónde han sacado la pista 6, de Apache de los Shadows.

    Un par de preguntas. Acabo de encontrar un vídeo de los Shadows tocando 'Moonlight shadows'. Me sonaba mucho, me sonaba... ¡ostras! ¿no es la de Mike Oldfield? ¿versionó a los Shadows con su obra mas famosa?

    Y para acabar (espero no aburrirle demasiado): el guitarra, ese tal Hank Marvin, que también a mi me recuerda a Holly (al que conocí en este blog), me ha traido a la mente este vídeo de los Chili Peepers:

    http://www.youtube.com/watch?v=Sb5aq5HcS1A

    El segundo grupo del que se disfrazan creo que es un poco como los Shadows. Al menos hay uno clavadito a Hank Marvin ¿no? En ese video homenajean a un montón de grupos y artistas varios, y en algún sitio leí que entre ellos estaban los Beatles, pero yo creo que no son los Beatles. Y tras leer este post, me decantaría por los Shadows, ¿qué opina ud?

    ResponderEliminar
  6. ¿Quizás hacen una mezcla entre Holly, los Shadows y los Beatles? El primero del video es Elvis, eso sin duda.

    ResponderEliminar
  7. Estimado don Carlos, no niego que tenemos a los Pekenikes (en su primera época, sobre todo), pero yo creo que tenemos más bien a los Relámpagos: Pekenikes, salvando, ya digo, a su primera época de rock'n'roll con o sin Juan Pardo, siguieron luego las influencias más variopintas, desde el jazz orquestal a los creadores de músicas para cine como Moricone, por ejemplo. Los Relámpagos, más tradicionales, se basaban en Shadows, Johnny & The Hurricanes (por el gran peso que tenían los teclados en una y otra banda) y a veces, incluso la música surf.

    Exactamente, don LuisC: eso de "Bouree", por ejemplo, nunca lo habrían hecho los Shadows; ni los Relámpagos, por supuesto.
    Y bueno, sobre lo de la radio le diré que los Shadows se oían incluso aquí, en su querida España, España mía España nuestra, que diría la malograda Cecilia.

    Pues sí, señor Strongboli: Cliff era un coñazo de mucho cuidado. Y aún sigue dando la tabarra, a su edad.

    Tiene usted toda la razón, don Antonio: a Paul se le ha puesto cara de pepona; como a Cliff, sin ir más lejos. Es lo que tiene el uso de tanto afeite y cremas protectoras: donde esté un buen masaje de alcohol...

    Me alegro de que haya descubierto usted "Apache", don Raúl. Y sobre la conexión Shadows-surf tengo pensado hablar en el próximo tostón que me largue, no sufra.
    En cuanto a "Moonlight shadow", tranquilo: es de Oldfield. Lo que pasa es que en una reunión de los Shadows de hace unos años, la interpretaron.
    Uf. A ver, vayamos con el vídeo: el primero es Elvis, cierto; luego podrían ser los Shadows por las gafitas, aunque ese juego de rodillas arqueándose... es Lennon. Luego viene Prince, a continuación una especie de Kiss seguidos por Alice Cooper, alguna banda glam británica, los Pistols, otra banda siniestrilla, luego quizá Motley Crue, Tom Petty con su alfombra.... siga usted, que yo ya no tengo edad.

    ResponderEliminar
  8. Señor Janfry, debo manifestar que estoy algo liado con los Shadows, Drifter, Criff... Tendré que ponerme al día en youtube. Pero coincido con ustedes en que a Cliff se le notaba mucho el maquillaje barato, de los chinos, diría yo. Por otro lado, el señor Raúl, aka Julián, me desconcertó en el comentario que hizo en su anterior entrada (la suya de usted, señor Janfry): ¿cómo es posible que no le guste a don Raúl el bolero y, por otro lado, el expresionismo sea para él casi motivo de estudio? ¿expresionismo sí y bolero no? . El cine expresionista (y la pintura) tiene su equivalente en la música-canto bolerista. ¿Acaso no conoce las actuaciones y voces desgarradas de María Marta Serra Lima, La Lupe, Chavela o a la gran Olga Guillot ( http://www.youtube.com/watch?v=CqQxNSWqG80 )?. Ay pordiós, pordiós, ¿habrá manera mejor de sublimar la tristeza que escuchando un bolero? ni Mahler ni leches: un bolero acompañado con un vaso hasta las trencas de aguardiente de caña....
    Me callo ya. Disculpe, señor Janfry. Voy a buscar "Apache".

    ResponderEliminar
  9. Perdone señor Humphrey, creo que cuando hablé de los boleros, confundí un comentario del Sr. Raúl hecho en otro blog.

    ResponderEliminar
  10. Caruano, a veces la explicación más sencilla es la adecuada, tú lo has dicho al principio: ''¿acaso no conoce...?'' Eso es, no conozco, boleros he oído de pasada, en algunas fiestas y poco más, pero nunca me he detenido a escucharlos, no sé si superando mi ignorancia me gustarán o me seguirán sin gustar (que es lo que creo que pasará) pero bueno, escucharé a ver, hay que darle una oportunidad a todo. Gracias por la recomendación.

    Y Rick, perdóname a mi también por hablar de esto fuera de la entrada adecuada. Bórranos si quieres. ¡Ah! respecto al grupo siniestro del vídeo, estoy seguro de que son los Misfits, ese grupo actuálmente más conocido por su merchandising y por su imagen que por su música. Yo al menos sólo conozco 'Die, die, my darling'.

    Y los segundos seguro que son, como dices, una mezcla entre Lennon, Shadows, etc... Al igual que es una mezcla rara el grupo de glam que sale más tarde, mezclan a Bowie con gente que viste casi como los New York Dolls.

    ResponderEliminar
  11. Bah, no se preocupe usted mucho por el asunto Shadows y compañía, señor Caruano: son manías de puretas como yo. En cuanto al asunto de los boleros -o de los tangos- yo ahí no entro. Sintiéndolo mucho, yo soy de tendencias eléctricas y sajonas.
    En cuanto al comentario que cita usted sobre don Raúl, sin duda se trata del que hizo en casa del Paseante, que es mi casero.

    Y usted tranquilo, Raúl, no sufra: yo no borro nada. Y menos cuando ya se contestan entre ustedes: trabajo que me ahorran.

    ResponderEliminar
  12. Que buenos recuerdos....nif, nif....

    ResponderEliminar
  13. Pues a mí me va a tocar romper una lanza por el bueno de Cliff, que le vamos a hacer. A pesar de lo ñoño y de sus rarezas religiosas, tiene un manojo de temas preciosos, empezando por Traveling light.

    ResponderEliminar
  14. Ya ve usted, Tula. Todo muy viejo.

    No, si hasta Cliff tiene algunas cosas que se salvan. Pero yo... ¿sabe usted cuál es la que más me marcó? Pues el "Congratulations", del festival de Eurovisión del 68, que ganó inmerecidamente Massiel gracias a los votos de Alemania: mereció ganar Cliff.

    ResponderEliminar
  15. ah, los Shadows eran maravillosos... pero es una pena que las estrictas normas del sindicato de músicos en aquella epoca impidiera que los artistas americanos tocaran en Inglaterra y los Ingleses en America, lo que dejó a unos y a otros sin esa mezcla que rompería en los años sesenta, cuando unos chicos de Liverpool empezaron a tocar en bases americanas y a mamar toda esa música negra.

    Salud!

    ResponderEliminar
  16. Jamfri:
    No se si ese vibrato producido por la palanquita de marras de aquellas eléctricas fue descubierto por o para los Shadows aunque creo que fueron los primeros en usarlo.
    A mi al menos no me suena otro grupo que sonara de semejante manera.
    Me gustaría me diera usté su historiada versión del asunto.
    Una manía, oyes.
    Muy bueno el champán.

    ResponderEliminar
  17. Sucede con todo aquél
    que inicia un camino,
    tiene detractores
    aunque luego se le acepte.
    Esos pelos largos
    marcaron época
    e imitaciones.

    ResponderEliminar
  18. Los Shadows eran maravillosos, mister NoSurrender. En cuanto al sindicato, la cosa comenzó a ser de ida y vuelta a finales de los años 50, con la visita de los bluesmen americanos: el Reino Unido exigió igual trato. Sobre los Beatles y las bases americanas, me temo que se ha liado de grupo: Beatles fueron directamente reclamados por Capitol, subsidiaria de EMI en América -en vista de las ventas exageradas que tuvo "Love me do"- para actuar allá. Que yo sepa, nunca llegaron a pisar una base. Ni falta que les hizo: con su estancia en Hamburgo, el haber mamado La Caverna y las ayudas de Epstein fue suficiente.

    Ignoro, señor Paul, si hay alguien antes de Marvin que usara el vibrato en el pop: hay que tener en cuenta que ese invento lo comercializa Fender a mediados de los años 50 (la legendaria Stratocaster es del 54). Pero sí hubo músicos de blues/jazz que lo utilizaron, entre ellos Wes Montgomery: hay que tener en cuenta que, en aquella época, cualquier invento de Fender o Gibson estaba pensado para ese mundillo. De todos modos, Marvin fue único.

    ResponderEliminar
  19. ¡Ups! Se me había escapado, MTeresa. Totalmente de acuerdo en lo de los pelos largos: ya ve usted lo que le pasó a Jesucristo, sin ir más lejos.

    ResponderEliminar
  20. Es curioso que ahora se vuelva a esa cosa de que lo importante es el cantante y la música sólo acompaña. La diferencia es que antes tenían más gracia y calidad. Ahora lo importante es dar una imagen (es lo malo de la tele). Mucha hostia por en medio que no tiene nada que ver con la música.

    ResponderEliminar
  21. Ya ve usted, estimada Dusch: la industria vuelve por sus fueros. Claro que también es verdad que no hay grupos de nivel, hoy en día, que puedan satisfacer la avaricia de las casas grandes. Les sale más rentable invertir en un idolillo guaperas que aguantar a una banda cuya producción dará, seguramente, pérdidas.

    ResponderEliminar

Cierren la puerta al salir.