lunes, 4 de octubre de 2010

Los mods (II)


“Algunos faces ni siquiera te miran si llevas una camisa barata. ¡Es ridículo! Pero esta misma mañana he visto una en Woolworths que con unos arreglos parecerá tan cara como cualquiera de las de John Michael’s (...) El mejor sastre es Bilgorri, en Bishopgate: todos los faces van a Bilgorri y a John Stephen’s, que es muy bueno haciendo pantalones”
(Marc Feld, futuro Marc Bolan. Sí, el líder de T. Rex)

En fin. Para llorar. Pues sí, señores míos, los primeros mods fueron niños de papá que pronto abandonaron esa "militancia" para ser relevados por currantes de medio pelo intentando aparentar un status que no tenían: al igual que en muchos otros movimientos, al igual que pasó con las drogas, el recorrido siempre va de los palacios a las chabolas. Habrán visto ustedes que en el párrafo anterior se cita la palabra “faces”, es decir, “caras”. Los “faces” eran los más arreglados de entre la tribu mod, los que más dinero gastaban en ropa, los que mantenían a su moto reluciente, en perfecto estado de revista. Y por supuesto eran también destacados allnighters, es decir, de los que se pasaban toda la noche de fiesta, "anyway, anyhow, anywhere I go", que decían los Who.

Los lugares que frecuentaban los allnighters eran por lo general los que poco antes habían ocupado los primeros mods, y por supuesto la música imperante era el rhythm’n’blues: la complejidad del jazz era excesiva para ellos, y por otra parte detestaban el beat, "esa cosita pringosa". El problema con la música negra en general es que la oferta era muy reducida aún: hasta que comenzaron a establecerse las primeras tiendas de importación, solamente los disc-jockeys y algunos fanáticos conseguían el material de los soldados americanos destinados en las bases británicas, o subiendo a Liverpool. Porque hay que recordar que en sus primeros tiempos el grueso de la tropa mod era todavía londinense, aunque pronto hubo "agrupaciones mod" en casi todas las grandes ciudades. Y con el r’n’b llegó el soul, y la oferta ya era más variada: ya se podía bailar toda la noche. Y en la televisión se veía a las grandes estrellas de la Tamla, y ya se podía vivir permanentemente de fiesta. Y los nativos de Jamaica, beneficiados por su pertenencia a la Commonwealth, estaban llegando a miles con su música a cuestas, y…


Aquella fiesta, que había comenzado a finales de los años 50, ya iba a toda marcha. Pero cualquier aliciente nuevo era bienvenido; y a diferencia de los rockers, que preferían la bebida, los mods se aficionaron pronto a las pastillas: era un método más rápido y mucho más barato de colocarse. Así llegó el reinado de la dexedrina, los “Purple hearts”, el Drynamil, anfetaminas pensadas para dosis de una al día, o dos como mucho. Pero los mods las tomaban alegremente, había que mantenerse despierto toda la noche, bailando, de un lado a otro… ¿no les suena a ustedes de algo este plan de vida, no les suena muy actual? En aquella época, en la que la cuestión de las drogas no estaba tan regulada como ahora, no era extraño el club donde te servían cualquier bebida a un precio o esa misma bebida “dinamizada” a otro. Y antes de terminar el primer quinquenio de los años 60, la catástrofe ya se oteaba en el horizonte.

15 comentarios:

  1. Muy bueno ese paralelismo que haces con los bakalas de hoy. Si es que los mods fueron unos precursores

    ResponderEliminar
  2. Genial aunque algo, bastante, estereotipado.
    Cris!

    ResponderEliminar
  3. Joder, sí que les costó a estos arrancar con la música. Pero bueno, no es muy distinto el panorama actual. Y encima con "música" que ni es música ni es na.

    ResponderEliminar
  4. Celebro que haya descubierto a Small Faces, señorita Anele. La canción que le gusta, sin embargo, ya no es de su época mod, sino de un poco después, cuando se pasaron a la psicodelia; una gran canción, en todo caso.

    Ya ve usted, señor Chafardero: todo está inventado.

    Gracias por su visita, señorita Cristina. De todos modos, me gustaría recordarle que los estereotipos, o los tópicos, no por serlo dejan de perder su validez. Y por suerte o por desgracia, esto es lo que había.

    Ya ve usted, Lady Dush. Mucha fiesta, mucho trapo. De hecho, es la tribu de la que más se recuerda su estética: muchos admiradores de la mod fashion no han oido a los Small Faces o a los Who en su vida.

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy intentando entender eso de que el beat ya no estaba de moda. Estoy oyendo 'Tin Soldier' de los Small Faces, por el youtube, suena bien, con energía pero melódica. El caso es que si me dicen de antemano que esto es beat, me lo creo, porque aún no discierno estos dos estilos lo suficiente como para identificar lo que los define. Dijiste que el beat es, por ejemplo, 'All my loving', que es una canción de acordes melódicos, por decirlo así, colorida, con una guitarra muy de los primeros tiempos de los Beatles, eléctrica y chatarrera, no sé explicarme, pero que mola. ¿Pero qué es beat? ¿Los Small Faces no hacían beat puro por los coros y gritos, que corresponderían más a ''lo mod''? Ya sé que no hay un género musical llamado 'mod', y que dices que ellos oían r&b, pero vamos, que aunque me exprese peor que la duquesa de Alba hablando de socialismo, espero que me entiendas las dudas. Bueno, no quiero salirme más del tema.

    Respecto a la tribu mod, como te dije, poco a poco voy pillando mejor el rollo. La cita de Bolan me hubiese roto los esquemas hace unos años, cuando creía que los mods eran algo así como los punkies de los sesenta... sin comentarios. No me imaginaba a Iosu Eskorbuto comprándose camisas caras. Ahora voy entendiendo.

    ResponderEliminar
  6. Geniales artículos! Os recomiendo uno sobre las broncas entre rockers y mods en la revista el bombin cuadrado, a partir de la pag 67. Este blog va para preferidos!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tomarme una copa aquí. Oiga, barman, lo que aprende una cuchicheando por los rincones!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Yo he convivido con esos grupos y salvo escuchar a unos y a otros, y después quedarme con los que mejor sonaban en cada momento, no tenía ni idea de todas esas historias.

    ResponderEliminar
  9. Tío, ¡qué bien escribes!

    Me he leído tus últimas 7 entradas y que este comentario sirva para todas:

    ¡Gracias!

    Esto de escuchar a Rick hablando de música es una de las mejores cosas que me ha pasado últimamente.

    ResponderEliminar
  10. Vuelvo sólo para decir que los Small Faces suenan de cojones, hablando pronto y mal. He pasado el día por ahí y me los he llevado en los viajes: alucinante. Debería estar acostumbrado a descubrir nuevos grupos en este blog, pero mi descubrimiento hoy ha sido mayúsculo, y añadan ustedes el adjetivo que quieran. He oído aún pocas canciones, pero escúchenlos, señores: melódicos y con mucha fuerza.

    Ale, tenía que decirlo.

    ResponderEliminar
  11. Hola, don Raúl. Antes de nada, muchas gracias por la publicidad gratuita que me está dando usted: yo ya sabe que no me muevo de mi local, pero le he dado instrucciones al Paseante para que se las dé en mi nombre.
    Pero ya está bien de babitas, que yo tengo que mantener mi reputación de tipo duro. Dentro de unos días me toca precisamente explicar esas diferencias que usted no acierta a entrever; pero a modo de introducción le diré que "All my loving", por ejemplo, es la canción que los mods nunca harían. ¿Por qué? pues porque la línea melódica -un tanto babosa, según los chicos de la Lambretta- nos lleva a las baladas de rock'n'roll. Por otra parte, la batería, que en esa pieza tan solo se insinúa con los platillos y un poco de caja, no es mod: los mods aporreaban la batería, ya que, siendo de raíz negra como eran, el ritmo se basaba precisamente en eso. No había grandes bajistas, pero los baterías eran contundentes. Los coros de los mod son negros y recurrían con frecuencia a lindas señoritas de ese color para redondear las canciones (por ejemplo, en "Tin soldier" está la gran P.P. Arnold ayudando). Pero ya digo, seguiré con esto más adelante.

    ResponderEliminar
  12. WOW!!! ENHORABUENA!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...

    www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, don Antonio. Sigo con interés al Bombín, que tiene un nivel bastante notable, por lo que he visto hasta ahora.

    Celebro que se encuentre usted a gusto, Felicitat: más felices nos encontramos mis esbirros, Sam y yo con la presencia de bellas damiselas como usted.

    Bah, tampoco crea usted que se pierde mucho, Sargento Pimienta. Por otra parte, los de su cofradía nunca se llevaron bien con los mods, así que...

    Pues muchas gracias a usted, Juan Ignacio, por su enfervorecido aplauso. Estoy que no meo. ¡Que yo soy un tipo duro, coño!

    Bienvenido de nuevo, don Raúl. Celebro que le hayn impresionado Small Faces. Seguro que a base de oírlos irá usted pillando la diferencia con las líneas melódicas de Beatles. Por supuesto no tuvieron la trascendencia de los chicos de Liverpool, pero es que nadie la tuvo. Beatles jugaban en otra liga, y eso no desmerece a los demás.

    ResponderEliminar
  14. Coño, también es casualidad: mientras estaba contestando al resto del personal se me ha colado usted por el medio, mr. McDonald. Pues nada, que muchas gracias por su visita y que en breve iré a ver lo suyo, que ahora ando a toda leche.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Cierren la puerta al salir.

Perseguidores