domingo, 17 de abril de 2011

Viaje psicodélico (V)


Cuando empecé con esta serie dije que la psicodelia es un género de singles (que tampoco es que haya muchos realmente buenos), así que hoy terminamos con los discos grandes: hasta ahora hemos visto solamente cinco (quedamos en que Cream no entra en este grupo), y con otros dos o tres más queda la cosa rematada. Hay luego un sinfín de obras menores, de una o dos canciones buenas por disco, que no han pasado a la historia pero sí a las listas de buscados por los coleccionistas compulsivos: una agridulce sensación, supongo, para sus creadores.

Tomorrow: entre las rarezas del género, para mí la mejor es esta. Tomorrow es un cambio de nombre y perspectiva de una banda que ya existía: los In Crowd, un grupito a medio camino entre el el r&b y el soul que llegó a publicar tres singles en 1965 y que a principios del 67 deciden hacer borrón y cuenta nueva. Los nuevos aires que soplan por la Isla parecen sentarles muy bien, y su LP homónimo es uno de los más interesantes del género. Sin embargo, ni este disco ni los dos singles extraídos de él y que fueron publicados antes, ya en 1967, causaron en su momento la menor sensación (a pesar de que "My white bicycle", uno de ellos, es en sí mismo la quintaesencia de la psicodelia eléctrica, con phasing y todo). Pero estamos hablando de un mercado que, contra lo que pueda parecer ahora, era minoritario: sólo vendían en grandes cantidades cuatro o cinco grupos, y la verdad es que EMI no se gastó mucho en promoción -para ellos, la oferta psicodélica ya era suficiente con Pink Floyd. En resumen, el disco pasó sin pena ni gloria y solo alcanzó estatus de mito a mediados de los años 70, finalizada la época del rock clásico, cuando muchos aficionados volvieron la vista atrás y se pusieron a buscar joyas inadvertidas o sobrepasadas por la genialidad de los grandes nombres. Una pena. Por cierto: Steve Howe, el muchacho que tocaba la guitarra, se hizo famoso a mediados de 1970, cuando consiguió empleo fijo en Yes.

The End: un caso de mala suerte. Su único LP, titulado "Introspection", fue publicado en 1969 (un año después de su grabación), cuando la banda prácticamente ya no existía. Es otra de esas gemas perdidas, y lo más extraño es que The End tuvieron una buena baza para empezar en el negocio, allá por 1965: su dirección artística y la producción estaban en manos de Bill Wyman, nada menos (sí, el bajista de los Stones), que se había encariñado con el grupo. Comenzaron su carrera haciendo r&b con unas gotas de soul, como los In Crowd, y al igual que ellos se pasaron a la psicodelia. En 1968 publicaron su single de culto, "Shades of orange", pero cuando uno tiene mala estrella no hay nada que hacer: en esa época comenzó el lío contractual entre los Stones y su manager, el pirata Allen Klein, lo cual retrasó un año la publicación de "Introspection" -disco que por otra parte tampoco DECCA estaba muy animada a editar: lo hizo a regañadientes y casi "obligada" por su filial americana, que ya lo había publicado allá-. Esta situación desanimó al grupo, que ya imaginaba que en 1969 estaría desfasado, y así fue. Curiosamente, lograron un cierto éxito ¡en España!, donde llegaron a ser vistos en televisión e incluso publicar singles que no salieron en la Isla (además de aparecer en la mítica "1, 2, 3, al escondite inglés", la primera película de Iván Zulueta, paseando por Madrid envueltos por el playback de "Cardboard watch" y el asombro huraño de los nativos). En fin, otro LP objeto de búsqueda desde mediados de los 70. Y van dos.

Kaleidoscope: procedentes de pequeños grupitos del oeste de Londres, se forman en 1967 con material suficiente para grabar un LP en poco tiempo: "Tangerine dream"; aunque antes salió otro de esos singles que han pasado a la historia: "Flight from Ashiya", una pieza de psicodelia melódica que refleja muy bien el estilo del grupo. Sin embargo, tampoco vendieron lo suficiente como para mantenerse: un segundo LP, titulado "Faintly blowing" y publicado en 1969, fue su acta de defunción, quedando material para un tercero que no fue publicado hasta muchos años después. Lo curioso en este caso es que tanto la BBC como la prensa los alabaron mucho, pero está claro que esas alabanzas no calaron entre el público, que les achacaba una excesiva blandura, un tono demasiado melancólico (lo cual era cierto). Finalmente, tras otros dos o tres singles para olvidar, cambiaron su nombre a Farfield Parlour con resultados no mucho mejores. Uno de esos singles para olvidar fue "Jenny Artichoke", que llegó a ser versionado en España por Fórmula V, así que ya se pueden imaginar ustedes el tipo de canción que era. A mediados de los 70 etcétera etcétera…

Y a estos tres, aunque con menor brillo, se podría añadir a July, Smoke, Idle Race o bandas mayores como los Hollies, que tampoco se resistieron a dejar su impronta psych. El caso es que la psicodelia pasó como un flash colorido por la Isla entre finales de 1966 y 1968. Y de entre los cientos de grupos que se apuntaron a la moda, hoy solo queda el recuerdo de los tres o cuatro más grandes… y algunos singles maravillosos de los que, como en el caso de Northern Soul, lo de menos ya son sus autores. Así que habrá que rematar este recorrido del mismo modo que hicimos con los nostálgicos souleros, pero será el próximo día que tenga tiempo: ahora he de ir a vigilar mis posesiones hosteleras, que Sam no anda muy fino estos días.


14 comentarios:

  1. Pues en los grupos de hoy estoy pez. He buceado algo en youtube y los que más gracia me han hecho son los de Kaleidoscope, bastante accesibles. Y si acabaron en versiones de Fórmula V, los reyes del pop gagá, eso sí que es todo un viaje psicodélico.

    ResponderEliminar
  2. Los he buscado y oído.
    Quizás no sea muy justo escuchar hoy día estos psicodélicos que has nombrado: Suenan a cartón, pero en su día seguro que fue un paso atrevido.
    También es verdad que muchos se tragaban tremendos truños en los setenta porque era música para minorías, que solo entendían unos pocos elegidos; si acababa por triunfar, era rápidamente desdeñada por comercial, como ocurrió con el Dark Side of the Moon.
    Uno de esos que nunca entendí era Tangerine Dream, que no sé si tiene algo que ver con lo que tú comentas.
    Y, sobre todos, Ravi Shankar.

    ResponderEliminar
  3. No conozco ninguno de estos grupos. Ya me iré poniendo en onda poco a poco.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Estoy teniendo dificultades para encontrar cosas (ya sabe usted: los teutones), pero de lo que he oído de los tres grupos, aunque no ha sido mucho, me ha gustado, con notable preferencia por Tomorrow y The End.

    ResponderEliminar
  5. Pues que casualidad, una de las cintas que estoy pasando a CD es copia de un LP titulado "The In Crowd, UK Mod R&B/Beat 1964-1967", en el que vienen 4 canciones del grupo "The In Crowd" y dos de "Four Plus One, o Four + 1".
    Pongo la lista, por si le interesa alguna.
    1. Blow Up - In Crowd
    2. Stroll On - Yardbirds
    3. Shake - Stewart, Rod
    4. That's How Strong My Love Is - In Crowd
    5. Hey Hey Hey Hey - Farlowe, Chris & The Thunderbirds
    6. Keep On Running (directo) - Davis, Spencer Group
    7. Finger Poppin' - In Crowd
    8. Don't Lie To Me - Four Plus One
    9. I Take What I Want - Artwoods
    10. Get The Money - Farr, Gary & The T-Bones
    11. I'll Keep On Holding On - Action
    12. My Baby Is Gone - Untamed
    13. Take My Tip - Manish Boys
    14. Man With Money - Wild Uncertainty
    15. It's Alright - Rockin' Vickers
    16. I'm Rowed Out - Eyes
    17. Mud In Your Eye - Les Fleur De Lys
    18. Love I Thought I'd Found - John's Children
    19. You're On Your Own - In Crowd
    20. Can I Get A Witness - Steampacket
    21. Time Is On My Side - Four Plus One
    22. It's For You - Rupert & The Red Devils
    23. Tiger - Auger, Brian & The Trinity
    24. Don't Do It No More - Driscoll, Julie
    25. Big Boss Man - Bond, Graham Organisation
    26. Slow Down (directo) - Episode Six
    27. Mumbling - Four Plus One

    Por cierto, no he encontrado aún la cancioncilla aquella, pero no desespero.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. uy¡¡...la foto de la entrada al blog...estupenda idea...pero bueno, toda la estética del blog me ha gustado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lo reconozco: hoy no conozco a ninguno de los grupos que mentas. Al menos por el nombre.

    Bueno, a Formula V sí. Y ya verás cuando le diga a mi vecino, que era el batería del grupo, que te has metido con ellos.

    Te van a quemar el bar.

    ResponderEliminar
  8. Efectivamente señor Chafardero: comenzar de yeyés y acabar en manos de Fórmula V es todo un viaje. Si es que las drogas son mu malas, hombre.

    Tranquilo, don LuisC: esos Tangerine Dream que tanto a usted como a mí nos causan pavor, no tienen nada que ver con Kaleidoscope. Y las canciones estas, aunque suenan desfasadas, siguen teniendo encanto; por lo menos a mí no me han cansado aún.

    Ánimo, señor Benet. Ya verá usted como la investigación vale la pena.

    Muy bien Lady Dusch, a ver qué le parece la nueva entrega. Y aquí entre nosotros: ¡malditos teutones!

    ResponderEliminar
  9. Pues muchas gracias, señor Roy. Las canciones de esa lista que me interesan ya las tengo, pero le agradezco el detalle: ponerse a escribir una por una es un coñazo, y merece un reconocimiento por mi parte. Y como estamos en uno de mis géneros preferidos, tal vez pueda ayudarle: esa cinta que usted posee tal vez ya tenga muchos años y suene un poco flojita. Teniendo en cuenta que esa recopilación fue publicada en CD hace ya un tiempo, puede que le interese ir directamente a dicho CD y tirar la cinta:

    http://rapidshare.com/files/149096646/VA_-_The_In_Crowd_-_UK_Mod_R_B_Beat_1964-1967.rar

    Y ya que estamos con los In Crowd a vueltas, le advierto de que dos canciones de esas cuatro son "reales" y otras dos no. Me explico:
    "That's how strong my love is" es la cara A de su primer single, y "You are on your own" es la cara B del segundo. Pero "Finger poppin" es una maqueta que nunca fue publicada como single y que se conoció a finales de los años 70 (cuando comenzó la busca y captura de rarezas de esa época) y "Blow up" es otra maqueta; pero esta última tiene su historia aparte:

    El señor Antonioni eligió a unos cuantos grupos para figurar en la famosa escena de "Blow up" en la que unos músicos enloquecidos tocan una pieza y luego rompen una guitarra. él pensó en Los Who, que no pudieron ir en ese momento, y en Velvet Underground, que eran muy caros de traer desde América. Bien, pues invitó a los In Crowd a componer algo para la película, y el resultado es esa pieza de menos de dos minutos; que no les valió de nada, porque al final se decidió por los Yardbirds, su "Stroll on" y la rotura de guitarra -de Steve Howe- a manos de Jeff Beck. Imagino que la recopilación de la que hablamos lleva las dos canciones seguidas para que la gente acoja con más cariño esta buena muestra de una época encantadora.

    ResponderEliminar
  10. Pues muchas gracias, señorita Marián: a sus pies quedo.

    Aplaque usted a los Formuleros, don Carlos, que no quise ofenderlos. Y además le reconozco que hay algunas canciones suyas que me molan: "Tras de tí" o "Cuéntame", por ejemplo, están en mi colección (aunque por supuesto, esto lo negaré siempre en público: uno tiene un prestigio que mantener).

    ResponderEliminar
  11. No se preocupe, les he dado carne de reguetonero y se han tranquilizado.

    Eso sí, al Señor Cóngrio se lo van a comer vivo.

    ResponderEliminar
  12. Don LuisC: ¿se acuerda usted del dúo letal "Herrero & Armenteros" que lucía en tantos sellos de la música hispana? Bien, pues en este caso se bastó don José Luis Armenteros para componer él solito "Cuéntame" y su cara B "Solo sin ti". Usted probablemente se refiera a "Busca un amor", que efectivamente fue compuesta por don Juan. No recuerdo ahora si compuso alguna más para ellos, pero esa al menos sí.

    Uf. Menos mal, don Carlos, es usted un amigo. Y ahora me temo que le toca disculpar a don LuisC: el parkinson, compréndalo.

    ResponderEliminar

Cierren la puerta al salir.

Perseguidores