jueves, 25 de agosto de 2011

Años 60: América (IV)



Ahora que ya nos hemos introducido en el ambientillo "franciscano" y vamos cogiendo confianza con el personal circundante, vemos que el denominador común en los grupos de esta ciudad es la psicodelia. Aunque luego cada uno va por su lado: unos tienden hacia el folk e incluso se atreven con letras de contenido político; otros desarrollan melodías de sabor country, aquellos parten del blues, los de más allá se pirran por los sonidos orientales, pero casi todos llevan flores en el pelo y le pegan al ácido. Como es lógico, habrá que empezar por los dos que más fama consiguieron.

Jefferson Airplane: para alguno que yo me sé ya estaban tardando los Aeroplanos, ¿eh? Es el primer grupo que consigue fichar con una gran casa discográfica (la RCA), y eso se nota: sus contratantes tienen dinero para financiar una buena campaña publicitaria y distribuir por todo el país la obra de este grupo integrado por jóvenes de clase media/alta y que, tras un cambio inicial de cantante femenina, queda bajo la advocación de santa Grace Slick (modelo e hija de un banquero, por cierto). Partiendo del folk graban a finales de 1966 su primer LP, que incluye sus primeros singles: "Takes off" es justamente eso, un despegue. Y al año siguiente se consagran con el segundo, "Surrealistic pillow". En ese disco viene contenido su primer gran éxito, "Somebody to love", que refleja bien a las claras el tono imperante de la época: la Generación del Amor se abre al mundo entre vapores de LSD. Espléndida canción, aunque la letra ya sugiere sombras en aquel planteamiento. Luego llegan los problemas para la RCA a la hora de promocionar temas como "White rabbit", con la prohibición muy próxima, pero la banda ya es un icono.

Tras las nubes de inocencia y alegría viene una lluvia de frustración: las mafias, la heroína, la violencia se apoderan de Haight-Ashbury, la ilusión desaparece. Y estos muchachos, con inquietudes literarias y políticas, se radicalizan y lo reflejan en "Volunteers", que publicado a finales de la década significa también el fin de un estilo: aunque todavía se oyen baladas, el sonido se hace más crudo, más rockero, y la inocencia hippy de sus discos anteriores es sustituida por una desengañada militancia que se refleja en frases como "Esta generación no tiene futuro (…) tenemos una revolución, somos voluntarios de América". Poco tiempo después y como era de esperar, también esa militancia cae porque Paul Kantner orienta el grupo hacia la ficción científica, lo cual no agrada a todos los músicos. Se crean entonces dos facciones que coexisten dentro de la propia banda: Jorma Kaukonen y Jack Casady crean Hot Tuna (banda "por horas" que comienza con un repertorio de blues tradicional y que acabará siendo muy rockera), mientras que Kantner, Grace Slick y los demás participan en discos a nombre de los dos primeros. Esa asociación se convertirá en Jefferson Starship a partir de 1973, cuando los Airplane desaparezcan.

En conjunto, los Aeroplanos no solamente son los más populares del movimiento hippy tanto en América como en Europa, sino que además reflejan perfectamente, a lo largo de su producción musical, la evolución que fue siguiendo el género y la generación. Grandes músicos, grandes observadores de la realidad.

Y ahora vienen Grateful Dead. Su nacimiento como "Warlocks" tiene lugar por las mismas fechas que el arranque de los Aeroplanos, pero su raíz es totalmente distinta: procedentes de la "destilación" de cinco o seis bandas iniciales, su mundo es más amplio y abarca desde el blues hasta la música clásica, pasando por el r'n'b, el folk, el bluegrass y por supuesto el rock and roll. Son músicos curtidos a los que no asusta ningún género, y la fuerte influencia del ambiente ácido los convierte en una de las bandas preferidas de los hippies lisérgicos -incluyendo largos desarrollos a modo de mantras que a veces pueden aburrir hasta a las ovejas.

En 1966 ya son los Dead. Simbolizan como nadie el espíritu "buen rollo", tocando en miles de conciertos al aire libre, viviendo entre comunas, drogas, flipe general… en fin. Como era de esperar, el traslado de este plan de vida al vinilo no funciona demasiado bien: mucha gente -entre la que me cuento- opina que las mejores canciones de Grateful Dead cabrían en un único LP, aunque nadie niega que son grandes músicos. Pero se les iba la pinza con mucha facilidad, y sus tres primeros discos no alcanzaron ni de lejos las ventas esperadas. Con el fin de la década se serenaron un poco, y agobiados por los gastos y los proyectos económicos ruinosos en los que se embarcaban -ellos y su gente- fueron abandonando el perfil hippie para convertirse en una banda de rock al uso. En cada disco hay dos o tres grandes canciones: háganse un recopilatorio. A muchos nos hubiera gustado que fuesen una banda un poco más seria, puesto que su calidad musical era muy grande, y sus conocimientos también. Lástima.

Y ya seguiremos con el resto, que es tarde. Pero recuerden que la droga mata. Y la que no mata, engorda. Ah, y es ilegal. Y cada vez es de peor calidad. Y no hay para todos.

8 comentarios:

  1. Sucinta y esquemática entrada, amigo Rick. Pero como siempre: genial. No has mencionado a los Doors, ¿y eso?. Un saludo, colega. Cuídate

    ResponderEliminar
  2. No he escuchado nada a los Grateful Dead, así que ya tengo deberes. A ver qué tal. Lo del recopilatorio suena desalentador para los que no les hemos escuchado aún, pero está bien el consejo.

    Cómo ha subrayado usted lo de la procedencia burguesa de los Airplane, ¿eh? jeje. Otra cosa, a mi al menos la letra de 'Somebody to love' no me parece tan inocentona como otras de la época, en las que incluyo incluso alguna de Dylan. '' When the truth is found to be lies
    and all the joy within you dies.''
    Es simple,básica, pero me gusta. Al menos yo la interpreto con poca inocencia, no sé cómo la veían en aquel entonces.

    ResponderEliminar
  3. Today, del Surrealistic Pillow, es también una pasada; transmite, transmite.

    Va a estar bien esta saga americana para alguien como yo. De Grateful Dead, por ejemplo, no conozco casi nada; pero la descripción que hace de ellos -como banda- resulta muy atractiva.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por sus alabanzas, mister Alex. Pero en cuanto a los Doors, tendrá que esperar un rato: esos muchachos tienen su base de operaciones en Los Angeles, y nosotros aún no hemos salido de San Francisco. Todo a su tiempo.

    Grandes músicos, mr Alabama Man. Lástima que fuesen un poco cabecitas locas.

    El asunto del recopilatorio, don Raúl, es una simple sugerencia mía: podría ocurrir que, una vez oidos, a usted le interesen mucho (el mundo está lleno de Deadheads, que es como se llama a los seguidores de esta banda).
    En cuanto a que resalte la procedencia "noble" de los Aeroplanos, puede estar usted seguro de que no es por mala leche sino al revés: mucho mérito tiene siempre quien, con la vida resuelta, se pone a complicársela (por resumir). Esa época está llena de personajes de alta cuna pero con inquitudes: recuerde usted que en la serie sobre psicodelia hablé del gran "camello" Oswald Stanley (cuyo nombre era Augustus Oswald Stanley III). Bien, pues este muchacho tenía entre sus antecedentes familiares a varios políticos de altura, abogados, banqueros, etc. Y no contento con ser el provisor de ácido para medio San Francisco (o, entre otros, surtir a los Beatles en su época "Sargent Pepper") era también ingeniero de sonido y trabajó con los Dead para desarrollar su equipo. Así que...
    En cuanto a la letra de "Somebody to love", que es bastante simple, se refiere a la búsqueda del amor habiendo fallado todo lo demás: estos chicos, a diferencia de muchos advenedizos que llegaban por millares a San Francisco, sabían que la política y la sociedad externa a ellos no serían la salvación, sino una nueva forma de pensar, el amor y la solidaridad entre iguales, que por supuesto tampoco funcionó.

    "Today" es una joya, señor Dani, en efecto. No tiene el gancho single de "somebody to love", ya que es una canción suave; pero está a su altura.
    Y en cuanto a los Dead, como ya le he dicho a don Raúl, usted pruébelos y luego saque sus propias conclusiones. En este negocio todo va por empatía, y las músicas que a unos pueden no agradar demasiado, a otros los vuelven locos: yo por ejemplo no soporto a Queen, y en cambio ya ve lo famosos que son.

    ResponderEliminar
  5. Los alemanes dicen "lo que no mata te hace más fuerte". Le aseguro que esa nuestra versión del "engorda" les hace levantar las cejas :)

    De los Airplane conozco algunas cosillas, ya sabe, pero de los Grateful Dead... y eso que he oído mencionar el nombre unas cuantas veces.

    Es curioso que en tan poquito tiempo se monte la gran revolución del amor y luego se les viene todo el mundo al suelo. Es lo que pasa con los extremos. No se puede santificar nada.

    BACCD

    ResponderEliminar
  6. La frase en origen es un aforismo de Nietzsche. La del engorda quizás sea de Quevedo (le pega...), otro genio XD

    ResponderEliminar
  7. Eso de la fortaleza se dice también en la Isla, Lady Dusch. Pero a mí me gusta más la "versión gastronómica" española, tiene más gracia.
    En cuando a los Dead, no se preocupe: todo llegará.

    En efecto, estimado yerno, la frase es de don Federico. Pero su significado es amplio, y se refiere más a los golpes que da la vida que a otra cosa. La frase española, como ya le he dicho a Lady Dusch, se refiere exlusivamente al "comercio".

    ResponderEliminar

Cierren la puerta al salir.

Perseguidores