sábado, 5 de enero de 2013

Reyes




Sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente ya están llegando, por fin. Y no lo digo por los regalos -en caso de haberlos- sino porque a uno ya le pesa tanta juerga y tanto mogollón: comienzo a echar de menos el reposo y la tranquilidad del calendario sin tantos días señalados. Será la edad. 

Así que, a modo de regalo para ustedes y mientras cojo fuerzas para ponerme otra vez con mis rollos, he renovado las cancioncillas de la columna izquierda para empezar el año con otro aire. Al seleccionarlas he pensado en el carácter de cada uno de los personajes que suelen visitar este tugurio, y en consecuencia espero que al menos haya una pieza que sea de su agrado especial. Y si no, pues mala suerte: también los reyes se equivocan a veces con sus regalos, ¿verdad? 

Bueno, pues ahora ya sí: suerte con el año que acaba de comenzar. Creo que nos va a hacer falta. 



22 comentarios:

  1. Calle, Calle, Rick. No compare la fastuosa Noche de Reyes con esa tontuna de la Nochebuena, la Navidad tralalá, la noche de las uvas y la resaca del 1.
    Esta es la fiesta por antonomasia. Mi favorita. Donde se justifica y culmina todo lo demás. La que más ha prendido en mis, quizás nuestros, recuerdos infantiles. Aquellas simples ansias infantiles transformadas con los años, tras la consagración como Mago de Oriente, en trabajo hercúleo: interminables colas hasta la madrugada en busca del último regalo, la lucha desalmada para conseguir el mejor roscón, la colocación de zapatos y la disposición de líquidos para Reyes y camellos, el recuento de las horas, la madrugada llena de trabajos clandestinos propios de un contrabandista -paquetes escondidos, envueltos de nuevo y colocados en determinados lugares etc. Un mínimo dormir y un gloriosos despertar. ¿Acaso no hay magia en todo ésto?
    No me he aclarado mucho con la idea de los personajes y la música e la izquierda. ¿Tambien tengo la mía?
    Un abrazo cordial y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, todo depende de la perspectiva: estoy totalmente de acuerdo con usted en la tontuna de la Nochebuena y la Navidad (que ya me daban grima de pequeño), e incluso en lo de las uvas -que, indefectiblemente, se me atragantan. El Fin de Año la cosa ya iba en plan fiesta salvaje. Y desde luego la Noche de Reyes, de niño o de joven, era la cumbre. Una cumbre que claro, vuelve a alcanzar su magia de nuevo cuando tienes hijos pequeños: casi disfrutaba yo más que ellas viéndoles las caras al llegar a la sala y quedarse extasiadas ante el mogollón.
      Pero bueno, yo a lo que me refería era simplemente al aspecto contable del asunto: una fiesta, otra, otra... buf.

      Y por supuesto que tiene su canción de regalo, herr doktor. Una especialmente, como los demás asíduos a este local. Luego, claro, espero que le guste la mayoría de las que he puesto: son para consumo general, por decirlo así. Pero a ver si hay suerte y he acertado con el regalo de cada uno de ustedes. Ahora, trabajo suyo es deducir cuál será la que he elegido pensando en usted. Lo cual no implica que no me haya equivocado, claro.

      Y lo mismo digo: feliz año y que, como decía Astérix, no nos caiga el cielo encima.

      Eliminar
    2. Genial, Jeff Beck, aunque imagino que no era el tema que me habías dedicado.

      Eliminar
    3. Bueno, yo había pensado en Tom Waits, que según tengo entendido es de su agrado. Y "Downtown train" es mi preferida, así que esa elegí. En todo caso lo grande del señor Beck es que nunca falla: le gusta todo el mundo. Con lo cual, y aunque no haya acertado, ha elegido usted una de las mejores opciones posibles.

      Eliminar
    4. "Downtown Train" es uno de mis temas imprescindibles, acertaste de pleno, Rick

      Eliminar
    5. Ah, bien. Eso me alegra doblemente: por usted y por mí, ya que al parecer mi legendario olfato detectivesco sigue en plena forma. De todos modos, échele un orejazo a doña Aretha Franklin: la "Cadena de tontos" que he puesto no es la usual, sino la que se grabó en origen. Luego, no se sabe muy bien por qué, Atlantic la redujo; tal vez buscó la contundencia extractada en dos raquíticos minutos. Se ve que tuvieron miedo de que la primera parte, muy gospel, desanimase al público.

      Eliminar
  2. ¡Gracias! Y lo mismo le deseo Sr. Rick.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted, mister Bubo, por acudir a la fiesta. Esperemos que este año no sea peor que el anterior; lo cual, en vista de las circunstancias, ya es suficiente. Da un poco de pena tener que pedir "a la baja", como en una mala subasta, pero en fin: todo lo que sea superar ese punto ya será una alegría.

      Eliminar
  3. Bueno, a pesar de que ni Jesús nació en Diciembre, ni los reyes eran tres (ni reyes), no le voy a aguar la fiesta a nadie con mis divagaciones y teorías al respecto. Disfrutar todos lo mas posible, y que vuestros deseos se cumplan! En cuanto a los nuevos temas escogidos, me siento identificado con mas de uno, en especial con el último, una gran versión por cierto! (aunque he de decir que mi corazon es más Rock y Doowop) soy muy ecléctico en cuanto a gustos musicales, y me adapto a muchos y diversos estilos, Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bah, no se preocupe por las inexactitudes históricas, mister Sebas. Ya sabe usted que ese tipo de asuntos es para los historiadores: el pueblo llano disfruta con lo que tenga a mano, y no le demos más vueltas.

      Me ha sorprendido su elección. Francamente, esa versión de "Living in the past" no la había pensado para nadie en concreto. Pero es una buena elección, en todo caso.

      Y feliz año. Que haya suerte.

      Eliminar
  4. Pues muchas gracias, majo. Yo también te deseo lo mejor de lo mejor (aunque sospecho que ya lo tienes).
    Como habrás adivinado, la cadena de tontos (de la que yo soy un eslabón) de Aretha y la canción de Leo Sayer son mis preferidas. También sabes bien que he disfrutado mucho con el "Me casó mi madre... con un muchachito a quien yo no quería, ayayay..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, estimado Caruano. Yo también te deseo lo mejor; aunque, al igual que tú, tengo la misma sospecha.

      Sí, suponía que la canción de Nuestro Pequeño Mundo iba a gustarte: esa es la que elegí para ti. Sabiendo que tus gustos musicales no están muy en la onda de lo que suele oirse en este local, la verdad es que tuve que darle vueltas al asunto, hasta que se me encendió la bombilla. En cuanto a la de doña Aretha, no hay objeción: es una de esas canciones que han de gustarle a todo aquel que crea tener un mínimo de oido musical. Me has sorprendido un poco con la de Leo Sayer, ya que en España no fue una canción muy popular, que digamos. Pero, tanto si la conocías como si no, me alegro. Aunque he de confesarte que esa la he elegido para otro (que aún no ha llegado). De todos da igual: con saber que hay tres al menos que te gustan, ya me siento reconfortado. Feliz año, y por favor: déjate ver con más frecuencia en tu blog, ya que a la Violetera ha debido de darle un lapsus etílico o amoroso y le hemos perdido la pista.

      Eliminar
  5. Qué sería de nuestras vidas sin el prog italiano... Para mí mucho más imprescindible que los reyes magos esos, hacia los que ahora mismo dirijo todo mi cabreo tras enterarme de que el lunes también toca fiesta; y yo esperando un paquete importante...
    En fin, que le deseo lo mejor, mi taimado Rick.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me imaginaba yo, signore Giovanni, que iba a pillar usted al vuelo su canción de regalo. Efectivamente, los italianos esos. Yo no es que sea muy fan, pero la primera época de los Marconi fue encantadora. Y no se preocupe por la demora del paquete, hombre, que todo tiene su lado bueno: cuanto más tarde, más ilusión le hará. A saber lo que contiene...

      Y lo mismo digo en lo referente a los buenos deseos. A ver si este año hay suerte y vamos levantando la cabeza un poco.

      Eliminar
  6. ¡Felices reyes magos! Tengo que decir que suscribo completamente el comentario del doctor Krapp. Otras veces él y yo no estamos tan de acuerdo, pero esta vez lo firmaría línea a línea. Aunque en mi caso, me temo, mi afición a la noche de reyes se debe a que todavía conservo cierto espíritu infantil para determinadas cosas, y debe ser que tengo tan buenos recuerdos de la ilusión infantil por esta noche, los regalos, la emoción, el no poder dormir, poner los zapatos... que todavía intento mantener la tradición, aunque sea el único de la familia en hacerlo. En mi casa no son muy de navidades ni de regalos. ¡Soy el único que regala en mi casa!

    Pero estas canciones son un buen regalo, sí señor. Me han gustado todas. De tener que elegir cuatro las primeras que me descargaré, ahora mismo elijo:

    'Rock and roll pest control'. Ya la primera, y menuda sorpresa. Cojonuda. Este es mi rollo.

    'I never loved her'. También me ha fascinado. Y aunque parece que tiene muchos más años, suena fresca.

    El 'Day Tripper' de Randy. Este tipo (y los Spirit), cuando versionan, suelen hacerlo con muy buen gusto. ésta es del disco en solitario de Randy, del momento de impasse del grupo, ¿no?

    'Me casó mi madre.', de 'Nuestro pequeño mundo'. Lo siento, tengo que nombrarla también. Este tipo de canciones que suenan tan ancestrales, cuando tienen estos tonos menores tan invernales, me encantan.

    Pero lo dicho, todas me han gustado. Y yo tampoco salgo este fin de semana, no tanto por estar cansado como porque tengo que acabar unos trabajos que tenía que haber acabado antes. Siempre me pasa lo mismo, que hay fiestas y luego me pilla el toro...

    ResponderEliminar
  7. Realmente estos temas son un regalo de reyes. Tengo que nombrar otra vez ''I never loved her''.

    ResponderEliminar
  8. Felices Reyes, yerno. ¿Se ha portado usted bien o le han traido carbones? No sé, no sé...

    Ya digo, en la respuesta a herr doktor, que estoy totamente de acuerdo en el asunto de los Reyes, claro. Pero que me refería exclusivamente al amontonamiento de fechas con licencia para cocerse, que ya cansa un poco, ¿no?

    En cuanto a las canciones, con usted ya esperaba que la cosa me resultaría más fácil, aunque como siempre me ha superado: ¡cuatro! Bueno, pues yo encantado. La que había elegido para usted es la de Randy, que forma parte efectivamente de su primer disco más o menos en solitario ("Kpt. Kopter", del 72). Fue aquella espantada que pegó tras el "12 dreams..." y durante la cual el resto del grupo grabó el disco maldito. Pero luego Randy volvió al redil y santas pascuas.

    De todos modos, me alegro que le haya gustado la primera: los Young Fresh Fellows son una banda muy interesante, y con una larga carrera. Los Starfires en cambio, solo sacaron tres singles de los cuales la única gran canción es esta, que aún encima fue una cara B. Y me ha sorprendido un poco su admiración por Nuestro Pequeño Mundo (la canción que había pensado para el señor Caurano), pero me alegro mucho: tienen grandes canciones, aunque sean siempre versiones del repertorio tradicional de medio mundo. Y "Me casó mi madre" es, sencillamente, emocionante. Otro de esos grupos semiolvidados que tendré que reivindicar aquí.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya dije que soy el único que regala. Mi madre se empeña en usar la palabra 'útil', y un regalo no tiene porqué ser solo 'útil'. En fin, me han caído un par de gayumbos del baratillo. No es broma, jajaja Bueno, ya es más de lo que esperaba. Yo lo he pasado bien comprando cosas para cada uno. También se disfruta regalando, ¿no?

      La de Randy es muy buena. Y eso que el tema de los Beatles (más sencillo, claro) ya era bueno de por sí, con ese riff tan recordado, en una época en la que aún no estaba tan de moda crear esos riffs, si no me equivoco demasiado. Pero Randy hace maravillas con ese tema. Por cierto, una cosa lleva a la otra, y he acabado escuchando mucho hoy la versión de Spirit de ''All along the watchtower''. Me gusta, me gusta...

      Aún recuerdo lo que contó usted del ''disco maldito'' de Spirit, jeje.

      Eliminar
    2. Bueno, pues si le han regalado un par de gayumbos ya es un regalo, ¿no? Y estoy de acuerdo en que se disfruta regalando, a veces más que recibiendo: ya verá cuando tenga hijos, ya.

      La versión de los Beatles ya es muy buena, en efecto. Y como usted dice, de las primeras en las que hay un riff claro; fueron las bandas beat las que crearon esa tendencia. En cuanto a las versiones de Spirit, creo que fue de las mejores bandas en ese trabajo: sabían interpretar muy bien el estilo de la canción original y llevarlo a su terreno.

      El disco maldito. Aquel cuyo título no ha de ser nombrado aquí... Me reafirmo: ese disco no existe.

      Y que se divierta usted mucho por Salamanca, ¿eh, malandrín?

      Eliminar
  9. Dilecto Mr. Rick:
    Gracias por sus banquetes musicales. Creo que estoy engordando por su culpa.
    Me está resultando muy difícil elegir la mía. No quisiera ser injusto, pero Jeff Beck me entusiasma aunque haga una muhiñeira asardanada; y aquí está genial.
    Leo Sayer fue un amor de juventud, y me sorprende mucho percibir en él pequeños rasgos del cordero que se acuesta con Gabriel, con unas gotitas de Rod. Llevaba demasiado tiempo sin oírlo.
    ¡Cuánto tiempo sin escuchar a los Premiata! No me gustaban, pero ahora he disfrutado mucho oyéndolos.
    Se empeña usted en incluir música clásica, como Aretha o Day Tripper, que siempre es bien recibida.
    Y, al fin, habré de pelearme con el exquisito señor Caruano por la deliciosa Me casó mi madre.
    Me quedo con Jeff, pero ha conseguido que me sienta como un traidor. Gracias por ello.
    P.d.- La que no he nombrado no está nada mal.

    ResponderEliminar
  10. ¡Coño! Leyendo, luego, los otros comentarios, he visto que había más canciones. ¡Qué superficial soy! Se lo ha currado, joven.
    Bueno, no ha variado tanto mi opinión. Todas buenas, pero mantengo mi injusta elección: primero Jeff y segundo Leo.
    Curiosa versión de Livin in the past, aunque volviéndola un poco más mecánica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, señor Átono. Al local y al año nuevo.

      Aunque bueno, tanto como banquetes... entrantes, más bien. Comprendo que le resulte difícil elegir la que más le guste, y por supuesto celebro que haya nombrado la del señor Beck como su preferida. Pero también supongo que habrá deducido que la de regalo era la de Leo Sayer, ¿no?

      Sí, es verdad que en esta pieza de Leo hay un leve punto de cruce entre Genesis y Rod. Pero poco más hizo este hombre a esta altura: luego se convirtió en un cantante de baladitas para el público americano. Sus discos posteriores son perfectamente olvidables.

      La versión de "Living in the past" es ciertamente un poco mecánica; la puse como curiosidad, y en parte como demostración de que es una pieza tan buena que ni siquiera un grupo moderno puece cargársela del todo.

      Y no se pelee usted con el señor Caruano, hombre: él le presta a usted la de "Me casó mi madre" por un ratito y usted a él la de Leo, que por lo visto también a él le gusta.


      Eliminar

Cierren la puerta al salir.

Perseguidores