lunes, 4 de enero de 2016

Los Reyes se acercan...



Espero que todos ustedes hayan salido indemnes del torbellino fiestero que nos ha pasado por encima estos últimos días; y en caso contrario les deseo un pronto restablecimiento, como suele decirse. En el bar hemos tenido suerte: salvo algunos beodos aislados que van apareciendo al hacer la limpieza, parece que no ha habido bajas. 

Ya solo nos queda por digerir la fiesta que a los niños nos parece más dulce: la noche de Reyes. Y para que el local luzca limpio y aseadito a su llegada, he cambiado las canciones de la columna izquierda, que ya estaban rancias; pero mientras lo hacía, pensé que tal vez a alguno de ustedes le hiciese gracia tenerlas todas en un paquetillo, así que... bueno, me he estirado un poco y he metido algunas más. Todas juntas constituyen mi regalo de Reyes, que podrán obtener si pinchan aquí. Que les aproveche. 

En cuanto a los niños malos, cuidado: no obliguéis a los Reyes a transportar carbón, que es un combustible fósil, un contaminante de lo peorcito que hay. Así que sed buenos y pecad con renovadas energías alternativas. 


8 comentarios:

  1. Hola Ruck_
    Vaya paquetón, ayer pase un par de buenas horas con el, super variado con muchos de mis ídolos, sobre todo el Aviador Dro, que me gustan a rabiar.
    Tambien son de mis favoritos los B´52, en esa época se hizo una música muy fresca.
    De los demas dificil destacar, aunque el tema que lo abre de los Moody Blues me ha gustado, no se de que disco es, pues es una banda que la tengo calificada como peligrosa, pues tiene o muy bueno o muy malo.
    Bueno, ahora que nos acostumbras a paquetones, no se como volveremos a los paquetitos.
    Saludos
    Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tienen los Reyes, José: que tiran la casa por la ventana.

      Veo que te gusta la música "despreocupada" de finales de los 70/principios de los 80, y me alegro mucho. Fue un renacimiento al mismo tiempo que una vuelta a las raices, una superación de aquella seriedad de cojones que nos había entrado poco antes con el progresivo.

      De todos modos, deberías echarle un vistazo a los Moody Blues: a pesar de que, efectivamente, el grueso de su obra da un poco de miedo, sus discos hasta el 73 tienen todos algunas canciones muy buenas. Esa en concreto es la que abre "In search of the lost chord", su tercer disco, del 68.

      Eliminar
  2. Pedazo de regalo. ¿Tan buenos hemos sido? Lo dudo, pero bueno; se agradece. Rober Forster está de nuevo en candelero, en solitario. Se lo merece. Me gustan mucho casi todos. Buena versión de Mejor por The Bystanders, aunque Los Brincos lo hacían muy bien. No conocía a la peruana Kela Gates, suena a Gelu y a tras cantantes españolas de la época. Tampoco conocía a Hinds. Tienen mucho desparpajo. No podía faltar la psicodelia gallega. Casi todos los demás son clásicos en los que coincidimos en gustos, como casi siempre. Se oye del tirón la reco. Al que no le he prestado nunca mucha atención es a Billy Idol.

    Se agradece el regalazo.

    Salaudossssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya sabes que al final los Reyes siempre se ablandan un poco y pasan por alto las trastadas de los niños, así que...

      Forster es un buen músico, aunque a veces se me hace un poco pesado (ya me pasaba en su época con los Go-Betweens, por cierto); sin embargo su último disco tiene canciones como esta realmente magníficas. Y a Billy Idol tampoco le tengo yo mucho afecto, ni en su época con Generation X ni luego en solitario, pero esa canción me trae muchos recuerdos de las discotecas, y tiene fuerza.

      A portarse bien este año, ¿eh?

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Y usted que lo vea, don Antoni. Salud y suerte.

      Eliminar
  4. Hoy no me quedo con las ganas. Le voy a dar caña al lateral y a ver que música sale. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que se haya bajado el paquetillo, que resulta más manejable. Que lo disfrute.

      Eliminar

Cierren la puerta al salir.

Perseguidores