jueves, 6 de abril de 2017



Queridos hermanos y queridas hermanas: 

Como bien saben ustedes, se acerca la Semana Santa. Es una época de recogimiento y exaltación de nuestra fe, es el tiempo en el que hemos de encontrarnos a nosotros mismos y participar de la renovación de nuestro espíritu, o algo así que decían los antiguos catequistas. No lo recuerdo bien. Lo que sí recuerdo es que había vacaciones. Y por lo tanto... 

Pórtense ustedes bien y no pequen mucho. Ya nos veremos a la vuelta. Ah, sí: para hacer juego con la renovación espiritual que marcan estas fechas, he cambiado las canciones de la columna izquierda, que ya les iba siendo hora. Y he subido el paquetito, por si a alguien le interesa tenerlas todas juntas. 

Lo dicho: sean buenos, y pronto nos veremos. Pero si son malos, también. 




15 comentarios:

  1. Así mejor la SS, con el paquetito. Thanks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso estamos, mister Johnny. Pero eso de la SS queda fatal, recuerdaa otra SS mucho más siniestra todavía...

      Eliminar
  2. ¿Semana Santa ya?, pero si falta una semana. Huy, esto me huele de funcionario parriba.
    Mucho ateo suelto, pero de los que bendicen la semana santa por la holganza que proporciona.Poco "Objetor semanasantero" que va a trabajar aunque no deba.
    En fín, así están las cosas. que disfrutes de tus vacaciones y no me vengas con eso de "merecidas vacaciones".
    Saludos
    Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De funcionario nada, José. Lo que pasa es que soy muy amante de las tradiciones, y tal. Y por otra parte, las vacaciones siempre son merecidas: ya sabes que eso del trabajo es una maldición que nos cayó por haber sido expulsados del Paraíso Terrenal, donde siempre era fiesta.

      Nos vemos en cuanto pase esta semana. Salud.

      Eliminar
  3. Pues no sé que pecado me falta por cometer, pero lo intentaremos.

    Gracias por el regalito.

    Saludosssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me gusta, Bab: voluntad de superación, siempre.

      Gracias a ti, y saludos mil.

      Eliminar
  4. No sé si me encontraré conmigo misma o no, pero en cualquier caso, me alegra que hayas puesto una foto de la Semana Santa de mi ciudad. No sé si ha sido casualidad o estaba todo premeditado, pero me ha hecho ilusión.
    Un saludo muy grande! Disfruta de estos días de "desconexión".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pues me alegro mucho. Ha sido casualidad, porque estaba buscando alguna fotografía "curiosa", por así decirlo, sobre los capuchones, que siempre me han parecido un poco siniestros (me recuerdan alKu Klux Klan, qué quieres que te diga).He ido amirar y resulta qu es Zamora, así que felicidades: no se ganó en una hora. Y ya veo que eres ágil o conoces esos capuchones: si yo veo una fotografía de mi ciudad con ese mismo fondo y los capuchones de aquí, no me habría dado cuenta. No sé. Tendré que visitar alguna procesión...

      Eliminar
    2. Cualquier zamoran@ que se precie reconoce a la legua la vestimenta de cofradía del Silencio (mítica donde las haya). Pues si te animas, aquí en Zamora te recibimos con los brazos abiertos. Además, la gastronomía típica de estas fechas ayuda mucho a meterse en el ambiente ;)

      Eliminar
    3. Pues muchas gracias por la invitación, aunque he de reconocer que no soy muy fan del turismo religioso. La gastronomía es otra cosa, claro. Ya digo, se te agradece el detalle.

      Eliminar
  5. En mi cofradia ya estamos entrenando para la ocasión. Sacamos el paso el otro dia y lo dejamos olvidado en un bar, pero la Virgen de Todas las Angustias no es rencorosa.

    ResponderEliminar
  6. Y gracias por el paquetito, a ver si hay algo con ritmo procesional

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como debe ser, sí señor: los cofrades (o como se llamen), de bar en bar. Así van luego algunas carrozas, dando peligrosos bandazos.

      Felices Angustias, entonces.

      Eliminar
  7. Añoro las viejas Semanas Santas con sus películas de romanos, sus torrijas y sus prohibiciones donde era tan feliz la Presidenta de la Asociación de Viudas de Lugo, esos maravillosos Carros que dan lustre a la ciudad bimilinaria, y donde aquel Ona de Echave pedía recogimiento y fervor.
    En fin que no sé si podré oír esas canciones profanas y pecaminosas que nos has propuesto. Debo ser coherente.
    Páselo bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabrá usted, herr doktor, que aquí el asunto de la Semana Santa puede llegar a hacerse un poco agobiante, pero en fin: ya pasó. Viva la Pascua.

      Eliminar

Cierren la puerta al salir.

Perseguidores