martes, 21 de abril de 2015

España: ascensión y caída (XXII)



La Nova Cançó era una denominación muy vistosa con una sola norma, la de cantar en catalán; como dije el otro día, cualquier tipo de música o número de músicos eran válidos. De todos modos, y ya que en los primeros tiempos hubo mucha gente que asociaba esa “marca de fábrica” con los Setze Jutges, algunos personajes con la doble vocación de poetas y músicos que comenzaban por entonces sus carreras tuvieron dudas sobre si sería conveniente su militancia en el grupo de los Jueces o no; y entre ellos se encuentra don Pau Riba i Romeva, nuestro invitado de hoy, mi catalán favorito. La verdad es que, con la perspectiva que nos da el tiempo, resulta difícil entender cómo es posible que a semejante individuo se le hubiese ocurrido pertenecer a aquel colectivo (o a cualquier otro, ya puestos); pero tal vez entonces tuviese una cierta lógica, como ahora veremos. 

Pau Riba, aunque nacido en Mallorca (1948), pertenece a una familia barcelonesa de raigambre: sus abuelos paternos son los poetas Carles Riba y Clementina Aderiu, mientras que Pau Romeva, su abuelo materno, fue uno de los fundadores de Unió Democrática de Cataluña. Su primer impulso fue puramente literario, pero pronto descubre a Dylan: la transformación del yanqui, que de la soledad compartida con su guitarra acústica pasa a ser acompañado por una banda de rock, le impresiona mucho más que las escuetas músicas de los cantautores franceses; y los frutos de aquella transformación, que junto al nacimiento de la psicodelia dan entidad al folk rock como escuela en la que se asientan los Byrds o los primeros Jefferson Airplane -que a su vez dan forma al naciente movimiento hippie- terminarán de convencerlo. Por otra parte, su vocación de poeta cantante -acústico todavía- en el idioma que ha usado desde niño, le hace suponer que su sitio está entre los Jueces tal vez como alternativa yanqui a la querencia francesa de la mayoría del colectivo. Pero precisamente esa es la razón que esgrimen los Jueces para no admitirlo: nuestro guía es Brassens, no Dylan. Y no queremos folk rock, ni hippies, ni nada de origen yanqui. Ah, y sintiéndolo mucho… tienes voz de regadera. Pobre Pau. Durante un tiempo anduvo cabizbajo, el hombre. Pero pronto se recuperó: “Al final fue una suerte”, dijo luego. Y es cierto, porque a partir de entonces no conocerá límites artísticos, sean literarios, musicales, gráficos o de cualquier otro tipo: no solamente será el padre del rock catalán, sino muchas otras cosas que, en conjunto, lo convertirán en “un terrorista cultural”, como lo definió Manuel Vázquez Montalbán.

Estamos en 1967. Lo primero que hace es crear, junto a algunos amigos suyos como Sisa, Oriol Tramvía, Jordi Batiste y otros cuantos, una alternativa “yanqui” a los Jueces: el Grup de Folk, mucho más elástico, sin miembros fijos y que, como buena agrupación anarcoide, se disolverá pronto (tras una actuación multitudinaria en Barcelona el Mayo del 68). Casi al mismo tiempo ficha por el sello Concéntric -una escisión de Edigsa- y publica un EP de tres canciones de las cuales la más popular es “Taxista”, una delicia tanto por su letra como por su melodía; ah, y la funda también la diseña él, como hará con casi toda su discografía: Pau es ya un artista multimedia con todas las de la Ley. A continuación, junto a Jordi Pujol (no, no es ese), colega del Grupo, cierra el año 67 con una participación en un Lp navideño colectivo, y en 1968 el dúo publica dos discos de folclore tradicional catalán pero con ese tono tan de coña que le caracteriza (a veces). Y tras esos escarceos folclóricos, Pau se consolida definitivamente como figura con nombre propio presentando poco después un nuevo single que marca la transición hacia su nuevo y personal estilo. 

Ese estilo, cuyo eje es la canción de autor, se reviste musicalmente con el acompañamiento de un grupo eléctrico -Om, entre cuyos miembros está el guitarrista ex Pic-Nic Toti Soler; Jordi Sabatés al piano, los hermanos Hodkignson (Peter, batería; Tim, instrumentos de viento) y Manolo Elías, bajista. El planteamiento recuerda inevitablemente a Dylan, pero su objetivo es aún más amplio: desde el puro folk hasta la psicodelia, pasando por todos los tipos de rock que comienzan a despuntar por entonces; el progresivo, el jazz o el free rock que a veces nos recordará a Zappa, todo va a ser posible. Y la primera prueba la tenemos en su nuevo disco pequeño, un single cuya portada diseña él, claro: “Els morts de l’any 40” tiene un tono general de canto colectivo acompañado por una instrumentación lánguida, un tanto psicodélica, que va muy a tono con la letra (“Somos los muertos del año 40, que venimos del Paraíso, del Cielo / La vida es blanca y estar allí se hace aburrido”), mientras que la cara B, “Noia de porcelana”, es una magnífica canción de estilo casi “habanero” y cuya letra expresa la vacuidad de cierto tipo de mujeres. Esa canción reaparecerá, con modificaciones, en su primer LP, “Dioptría”; un disco que iba a ser doble pero que finalmente se distribuye en dos sencillos entre finales de 1969 y 1970. Esa es nuestra coartada para no comentarlo ahora: su reinado es de la década siguiente -y posteriores-, y por otra parte tal vez deberíamos dedicarle una entrada solo a él. Estamos ante el mejor disco de rock catalán de la historia, por extensión de los mejores de España; un disco denso y revolucionario, que si lo hubiese grabado un sajón (no digamos ya Dylan) estaría ahora en los puestos más altos de esas listas clásicas que tanto gustan a la Rolling Stone (entre Madonna y Nirvana, por ejemplo). Así que esperaremos. 

De momento y puesto que su discografía es aún diminuta, aquí les dejo sus dos discos pequeños más algunas piezas de su época con Jordi. Y recomiendo a quien no conozca “Dioptría” que se lo vaya pensando: no sabe lo que se pierde. 


20 comentarios:

  1. Pues si,ahora si; aquí si que entro. Me encanta este "terrorista cultural" y floclorista en plan coña, que abarca tantos palos y con tanta gracia. Al final conseguí el CD doble de Dioptría editado en el 92, y es un disco que nunca me canso de oír. No pude conseguirlo en vinilo en su momento (apareció en dos tandas, como tú bien señalas).

    "¿que yo meo en el lavabo...?

    ¿que yo me... me............
    que yo me, meo...... en el lavabo...?
    hombre....: por supuesto!
    lo encuentro... más cómodo!,
    mucho más... práctico!!,
    harto más... limpio!!!
    porque... después.... (echo) echo agua,
    claro (con cloro) y aprovecho el hecho!!
    para limpiarme! ....cuando menos, las manos
    (menos manos, menos... sin manos!!)
    (mi amiguita se mea solita....!)
    además............. está el espejo!.......
    y abriendo las piernas,
    uno puede descansar los huevos
    en la fría losa de la...... (pileta)
    y contemplar........ gozando escalofríos!
    su cara paca!
    y la de su pajarito pijo (fiu fiu)
    mientras mea!

    ¿a qué viene la pregunta?"


    PAU RIBA.- (“Virus laics”)

    Que pase el siguiente.

    Gracias.

    Saludossssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno el recordatorio del lavabo, tan Pau Riba. La verdad es que la música española ha tenido pocos personajes de este calibre, que hayan unido letras anarcoides con una música de altura. Hubo un Moncho Alpuente, por ejemplo, pero su estilo musical solía ser irrelevante. A veces iba un poco pasado de vueltas, pero su talla es única.

      Eliminar
  2. Aqui no puedo opinar nada, por que de la Nova Cançó no tengo ni idea. Sólo quiero decirte que te he dejado un comentario tardío en el post anterior de Serrat.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el caso de Riba el asunto del idioma es lo de menos, don Antoni: estamos ante casi un artista total, un fenómeno muy raro que merece ser escuchado. Iré a ver lo de Serrat.

      Eliminar
  3. Hola Rick:
    ¡Acojonante! Esta es la palabra, aunque cualquier parecido con la "nova canço" es pura coincidencia. He disfrutado como un enano oyendo los temas del paquetito, al final tus feligreses hemos tenido suerte con la ascension y caida de dvishare.
    Sin duda el Frank Zappa nacional, con un estilo único e irrepetible, con unas letras llenas de ingenio.
    Hacía tiempo que no oía el Dioptria, y hoy al buscarlo que os juro lo tenía, en mi ordenada colección de Lp´s, pasa de "Paralisis Permanente" a "Pistones", el que se lo haya apalancado que me lo devuelva.
    Bueno, seguro que Babelain me manda un "paquetito".
    Desde luego, una de tus entradas mas emocionantes.
    No se que más sacaras de esa dècada, quie ya la tienes mas que exprimida.
    Saludos
    Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que haya tanta pasión en su comentario, don José. Y en efecto, la "Nova Cançó" es lo de menos en esta caso, como le digo a don Antoni: usted, que tiene más amistad con él, debería covencerlo para que lo escuchase. En cuando a Divshare, cuando acabe esta serie tendré que ponerme en serio a actualizar todos los archivos musicales del blog. Me amuermo solo de pensarlo.

      Eliminar
  4. Cuenta con el paquetito, Jose, en cuanto me "libere" un poco de esta vida social tan apabullante que llevo últimamente jejeje (tengo el cuerpo fatal, pero una gran vida social.

    Saludosssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien la vida social, siempre que vaya acompañada de unas cañitas y un copazo de vez en cuando, digo yo...

      Eliminar
  5. Estoy escuchando Dioptría por el Spotify mientras te leo y escribo este comentario. Realmente es de una modernidad inquietante, parece que lo han hecho ayer y está recién salido del horno.
    No es mala idea acercarse a Pau Riba tan tarde, la imagen que tenia de él en aquellos tiempos, pienso en el programa de tv de Ángel Casas, era la de un hippy muy pasado y de vuelta de un viaje psicodélico.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa modernidad de la que habla usted, herr doktor, es sin duda el resultado de unas construcciones musicales tan ecléticas, tan visionarias para la época en la que se grabó ese disco. Nadie más en España llegó a esa altura. Otra cosa es el componente psicodélico de Riba, que a veces efectivamente iba muy pasado de vueltas: su actuación en el Canet Rock, por ejemplo, es antológica por varias razones, y no todas musicales.

      Eliminar
  6. Con Riba y Sisa tengo una asignatura pendiente, nunca he sacado tiempo para una escucha detenida. Me he bajado el paquete pero no tengo tiempo para degustarlo, como ve los dioses se confabulan para que no me empape de tan grandes artistas.
    También es verdad que el rock catalán me aburre sobremanera, y eso que nací en el mediterráneo. En fin, algún día llegará en que pueda hablar de primera mano sobre el asunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tal vez Riba o Sisa no sean muy de su gusto, mister Chafardero. Pero en todo caso, son mucho más variados de lo que puede parecer; sin ir más lejos, el Riba de los años 70 no tiene mucho que ver con el primer Riba, el folky.

      Eliminar
  7. Lo siento (o no), pero de este tipo apenas sé nada. He escuchado algo estos días y, aunque reconozco que tiene calidad, no me dice mucho. Tal vez esé ya anquilosado para abrirme a músicas nuevas, aunque sean nuevas de los años sesenta.

    Yo me lo pierdo.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le digo lo mismo que a mister Chafardero, señor Pez: no todos tenemos los mismos gustos. Pero en todo caso, al menos "Dioptría" es un disco que muchos consideramos fundamental en la historia del rock nacional, no solo catalán. En fin, usted verá.

      Eliminar
  8. Hola Rick, hola a todos. Encontré tu blog de salto en salto buscando información sobre alguna banda supongo, porque ya no lo recuerdo. He alucinado con la gran cantidad de información que contiene y con las muestras que contiene... cosa que es de agradecer enormemente, puesto que en los tiempos que corren cada vez se está (lo están)poniendo más difícil. Y me pregunto una cosa que puede parecer una chorrada pero, persiguen la piratería y tal pero lo que es realmente difícil de encontrar la mayoría de veces son las portadas de tamaño decente en formato efímero o digital, (cosa incierta, porque no es algo material... ¿nos la pegan con esto?)
    De Pau Riba empecé a interesarme poco antes de la época de los Cd's, y creo que no encontraba nada, (tampoco había internet en esos tiempos), creo que al final encontré algo porque hicieron alguna reedición en vinilo. Con el tiempo he ido adquiriendo y después encontrando mucho más material. Al principio el disco o sus discos me parecieron curiosos, flipantes y muy buenos, pero no ha sido hasta hace poco que al haber bastante información gracias a blogs como este, que te llevan a otros lugares o te ofrecen alternativas para seguir buscando, o referencias, pues eso, te das cuenta que personajes que parecen "colgados o fumetas o que viven del cuento", poseen una extensa carrera repleta de multitud de obras, de colaboraciones, de proyectos, etc que parecen inacabables. La persona se transforma en mensajero y de éste lo importante es el mensaje... creo que él siempre ha sido fiel a su filosofía. Por otra parte no es el único, se me ha puesto la piel de gallina al escuchar muchos grupos de esas épocas. Hay una calidad que muchas veces se "denigró" a causa de las malas grabaciones, y estoy seguro que si en lugar de aquí hubieran sido ingleses o americanos serian referentes mundiales... ¡Qué pena y que daño ha hecho y hace la música comercial...!!
    Por cierto, hay un pequeño error en el apellido de la abuela de Pau, que se llamaba Clementina Aderiu.
    Felicidades por el blog, lo tengo de referencia...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas, míster Treblanc, y gracias por las alabanzas, que no se merecen: esto para mí es un disfrute, no un trabajo. Estamos totalmente de acuerdo en que “los tiempos que corren” se han vuelto un poco puñeteros, pero también es verdad que mucha gente ha perdido la ilusión: probablemente recuerdes que hace unos cuantos años -pongamos diez- el asunto de los blogs era una fiesta y todo el mundo se apuntaba. De todos modos, aunque el número ha bajado mucho creo que ha habido una “selección natural” y ahora gran parte de los que resisten son bastante buenos; si te das una vuelta por los que tengo apuntados en la columna izquierda verás que hay de todo.

      El asunto de las portadas no creo que tenga nada que ver con algún “complot”. Es cierto que las páginas de portadas de CDs han cerrado en su mayoría, probablemente porque no tenían beneficios (como la mayoría de las barras de sonido: llevo ya cuatro cambios, justo ahora estoy restableciéndolas otra vez). Pero si lo tuyo son los discos de la época anterior al formato digital, verás que casi todas las grandes obras son fáciles de pillar; otra cosa son los españoles, porque el número de aficionados en nuestro país es mucho menor y no hay el grado de “frikismo” que hay en el mundo sajón.

      Riba es un referente inevitable, no ya del “rock catalá” sino de la música vanguardista española en su conjunto. Con el tiempo fue decayendo, pero sus primeros discos son magníficos. Y gracias por la corrección en el apellido de doña Clementina; no recuerdo donde lo leí, pero probablemente lo haya leído mal.

      He ido a mirar tus blogs, y me ha alegrado ver que lo tuyo es la imagen impresa, el tebeo y la fotografía clásica. Yo también era aficionado, o tal vez lo sea aún, pero no hay tiempo para todo. Espero que mantengas al menos uno de los dos de una manera regular, porque es el único modo de adquirir una disciplina; esa disciplina hace que publiques con regularidad, y de ese modo el círculo se completa. En fin, tú sabrás. Y gracias de nuevo.

      Eliminar
    2. Hola Rick, de nuevo. Lo de las alabanzas es porque en parte, —o por mi parte tal vez—, se lo que cuesta mantener lo del blog... en mi caso si no lo he eliminado es porque hay bastante parte de mis vivencias, de cambios, etc... es como un block de notas, un pequeño diario. Pero ya te digo que he estado a punto de eliminarlo varias veces y olvidar muchas cosas, pero hay cosas que he intentado hacer lo mejor posible, aunque reconozco que no son buenas, pero son de las pocas cosas que he hecho y que quizá no habría hecho en el mundo material. No sé, es algo complicado...
      Me alegro que para ti sea un disfrute, y desde aquí deseo que disfrites mucho durante muchísimo tiempo...!!
      El otro día olvidé muchas cosas, supongo que por acortar el texto, pero como creo que voy perdiendo memoria no me acuerdo ya. Quería comentar sobre Pau Riba, que escuché unas maquetas y unas premaquetas que corren por el youtube y que añadidas a un comentario también de algún otro video del mismo sitio y hecho por un periodista sobre un libro que escribió Pau sobre su madre, me hicieron afirmarme en una sensación de ternura que tiene este hombre, Del libro (Sa meu mare) no puedo comentar nada, pero si de las canciones...
      En otros tiempos y debido a un buen trabajo que tenía, me veía obligado a ir a bibliotecas o buscar en revistas mucha cantidad de información gráfica, ay si hubiera tenido internet en aquella época...!! Eran tardes perdidas para encontrar una foto o un dibujo que fuera útil. Digo esto porque me quedó como un vicio, una necesidad o un yo que sé que me impulsa a buscar información sobre cosas que me interesan y guardarla por si se acaba el mundo o internet. Entre estos temas estan las bandas, grupos o conjuntos de música. De ahí venía lo de las portadas, que como es sabido, eran parte del disco hasta que sacaron los Cd's, puesto que nos mostraron el poco interés en la obra que tienen las industrias. La obra como un pack, la música y las fotografías o dibujos de las portadas, míticas muchas de ellas y que mucha gente se llegaba a colgar en las paredes. Discrepo contigo sobre lo del complot. De un tiempo a esta parte el encontrar una imagen de buen tamaño en internet es casi imposible, pero no solo una imagen, creo que hasta es dificil encontrar mucha información, y no hablo de lo conocido o comercialmente vendible. Empiezo a sentir como pierdo una tarde igual que me pasaba antes de internet para encontra portada, y algun comentario que normalmente he de traducir con google. Tal vez soy un maniático al que le gusta saber quién toca en un disco, algo de la historia de esa grabación y tener una portada decente.
      No quiero ser pesado, espero que difrutes mucho Rick, de verdad de la buena...!!

      Eliminar
    3. Gracias otra vez. Comprendo que mucha gente haya ido dejando el asunto este de los blogs, y supongo que todo dependerá de cómo lo enfoque cada uno. En mi caso me gusta hablar de música, pero supongo que llegará un momento en que no tenga tiempo para esto o prefiera dedicarlo a otras cosas. Ya veremos.

      Riba es un personaje bastante extremista, que por una parte tiene la carga emotiva que tú dices y por otro tendía -o tiende- a desbarrar de vez en cuando, pero esa es una riqueza de perfiles que lo hace muy interesante. El vídeo de su vuelta a Formentera tantos años después para rememorar el nacimiento de su hijo (y su mujer ya fallecida años atrás) le da una gran profundidad.

      En cuanto a lo del tamaño de las portadas supongo que, tratándose de Internet, considerarás que un tamaño medio sobre 1.000 x 1.000 pixels es una cosa razonable. No hay milagros, claro, y lo mismo que de repente encuentras algunas del doble o incluso más, hay otros casos en los que no llegan ni a la mitad. Pero en conjunto, y siempre refiriéndome a los discos británicos o yanquis, la cosa es bastante aceptable. Si te gustan los discos de sellos al estilo Vertigo y compañía, esta es una buena página para buscar:

      https://rarerecordcollector.net

      Y sobre la información, creo que hay suficiente; está casi toda en inglés, claro, pero por lo general no hay problemas (incluso hay muchas biografís en la Wikipedia bastante aceptables). Sobre los músicos españoles, la página de La Fonoteca es bastante completa.

      En fin, que suerte y gracias de nuevo.



      Eliminar
  9. Si si, Rick, de la wipipedia tiro bastante, de la fonoteca, de discogs,y sobre todo de buscar x imagen (arrastrando ésta en el buscador) también había una excelente pag. de portadas en la que encontrabas de todo en todas las versiones y ediciones pero desapareció... el link que me has pasado no lo conocía y te lo agradezco.
    Ayer estuve mirando en la hemeroteca de la vanguardia y busqué notas o noticias de Pau sobre los años 60-70 y es curioso lo que se dice, y lo que decía. Ahora eso nos parece "normal" pero lo sacamos del contexto de la época. Supongo que habrás visto la pequeña entrevista que Àngel Casas le hacía en el Canet Rock de 1975 que también parece normal hoy en día... (y mi abuela siempre me decía que me afeitara que estaba más guapo...)
    Existen varios documentales que para los amantes de este músico-estos músicos son bastante recomendables, "les isles escollides" en la que se habla de la música en las Baleares y en el que aparecen Daevid Allen, Robert Wyatt, Kevin Ayers,Joan Bibiloni,Pep Laguarda,Pau Riba...
    Lo que se gestó allí creo que fue bastante importante,creo que tu sabrás bastante sobre el tema...
    El video de "Jo, la doña i el gripau", ofrece información, pero también lo hace el del "El convidat" (aunque más bien escasa)... en fin creo que en estos tiempos tenemos la suerte de tener internet a pesar de que algunas cosas sean difíciles de pescar.
    Ah si, ayer vi "El convidat" de Sisa y lo encontré bastante interesante y "natural"...
    Bueno, tal vez haga una lista algun día.
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  10. Sí, la época de oro de Ibiza y Formentera fue un contínuo desfile de personalidades, aunque hay que recordar que el "núcleo duro" de la familia patafísica de Canterbury (Wilde Flowers, luego Soft Machine y Caravan) comenzaron residiendo en Deyá casi a principios de los años 60: Kevin Ayers es quizá el más claro nexo de unión entre unas gentes y una época con la otra.

    En todo caso, y aunque soy fan de toda aquella pandilla, no soy completista. Quiero decir que de cada uno de esos personajes tengo la discografía que me interesa y poco más; lo mío es el generalismo, o sea, no saber mucho de nada en concreto pero tener una idea general de muchas cosas. Es una cuestión de carácter, claro, pero me parece mucho más satisfactorio conocer lo esencial de cien grupos que saberlo todo de los Beatles y no salir de ahí.

    Saludos mil.


    ResponderEliminar

Cierren la puerta al salir.