viernes, 30 de octubre de 2009

Duane


Howard Duane Allman (1946-1971)
"Quiero a ese guitarrista, presentádmelo... ¿cómo hace para tocar así? 

(Eric Clapton, tras oir a Duane y su guitarra)

No me extraña. Eras un portento, amigo Duane. Y mira que a mí las piezas de blues-rock de más de cinco minutos ya me aburren, el country no lo soporto, los directos ya dije varias veces que no son lo mío... pero tú eras un caso aparte: tú eras el gran Duane Allman, y ante eso poco más hay que decir. Tú al frente de tu banda creaste un género que luego siguieron otros, sin tanto brillo: el legendario rock sureño. Y a pesar de todas las tragedias y de unas cuantas cosas feas que pasaron, hasta los anglófilos rematados como yo nos rendimos ante tus encantos.
 
Nacer en un sitio como Tennessee tiene que marcar, supongo: el blues allí se respira más que se oye. Lo curioso es la extraña mezcla de sitios que recorriste tras eso: Florida y California, antes de ir a Nueva York y luego a Georgia... pero no adelantemos acontecimientos: tú eras muy inquieto, y las pequeñas bandas que creaste junto a tu hermano Gregg en la zona de Daytona Beach se te quedaban pequeñas, así que decidiste progresar y con veinte años ya eras un respetado guitarrista de estudio que acompañabas a estrellas ¡del soul! Sí, del soul. Y qué estrellas: Wilson Pickett, Aretha Franklin, Arthur Conley... poca gente recuerda que la mitad de las obras maestras de esos y otros personajes van aliñadas con tu guitarra (ese "Hey Joe" de Wilson Pickett... ay, Señor).

Bien, pues con esa experiencia y una buena reputación es el momento de conocer a Phil, que está estrenando un sello discográfico -la Capricorn- y que se queda anonadado con tu habilidad: venga, Duane, monta una banda que yo te grabo. Y llamas a tu hermano, que ahora se ha especializado en las teclas además de cantar, y como no te quieres privar de nada reclutas a dos baterías: Jay y Butch, colegas en varias jam sessions lo mismo que el bajista, Berry. Y a otro guitarrista, Dicky, y ya está: The Allman Brothers Band graba por fin en 1969 en Macon, Georgia, uno de los mejores discos de presentación de una banda de blues-rock en la historia del género. Y aquí aparece el bueno de Eric, que te oye en una actuación y flipa: quiero a ese guitarrista. Y junto a él grabaréis "Layla", otro de esos cañonazos históricos. Y la vida sigue. Y en 1971 pasan dos cosas muy grandes: la primera es la grabación de vuestro concierto en el Fillmore, que la crítica considera como "el mejor disco en directo de la Historia"; la segunda, tu muerte.

El disco, efectivamente, es una joya (¿tengo que volver a repetir que lo mío no son los directos?): para mí, junto al "Made in Japan" de los Purple y el "Irish Tour 1974" de Rory, constituye la Santa Trilogía de los discos en directo de los años 70. No digo más. Y en cuanto a tu muerte... tú y tu querida Harley-Davidson acabásteis estampados en una calle de Macon contra un camión. Qué le vamos a hacer. Lo siniestro es que un año después, por las mismas fechas, con otra Harley y en una zona a menos de un kilómetro, se estampó Berry. ... el caso es que en un año la Banda Allman -el espíritu de esa banda- quedó liquidada: con otro disco más, un doble que estaba a medio grabar en el momento de tu muerte, se acabó la magia. Luego ellos se pasaron al country rock (tienen un buen disco, o dos) y luego empezaron los líos: tu hermano Gregg se vuelve señorito, se escaquea de un feo asunto de drogas echando la culpa a uno de los currantes del equipo, inicia una carrera en solitario con más pena que gloria, se lía con esa cosa de plástico llamada Cher... en fin. Qué más da. Tú ya no estabas. Otro dios de la guitarra al agujero.

Y esto es todo, Duane. Lástima. Los profesionales como tú merecen una vida larga y fructífera, pero ya ves. La Harley es lo que tiene. Espero que tú y Jimi hayáis recibido como se merece a Rory; bueno, y a Frank aunque fuese de otro palo, y a Randy... Joder, qué pandilla. El Olimpo de la guitarra, nunca mejor dicho. Esperemos que tarde mucho, pero cuanto llegue el bueno de Jeff ya estaréis todos. Y a echar el cierre.

.............................................................................................................................................................

Diccionario de urgencia

Gregg Allman: hermano de Duane. Teclista y cantante.
Phil (Walden):
afamado manager y jefe de la Capricorn Records, subsidiaria de Atlantic; dado que esta última compañía se hizo con el catálogo y artistas de la legendaria Stax, pudo oir de primera mano las habilidades de Duane con los monstruos del soul y quedarse prendado.
Jay (Johanny Johanson): batería y percusión de los Allman. 
Butch (Trucks): batería y percusión de los Allman.
Dicky (Dickey Betts):
segundo guitarra de los Allman.
Berry (Oakley): bajista de los Allman.

16 comentarios:

  1. Al menos tuvo una muerte digna de un rocker, a lomos de una Harley, y no como otros que se resbalaron en la bañera

    ResponderEliminar
  2. guitarra slide...;)

    dicen que el tema Layla, fué mas de Duane que de Clapton, vos que sabes al respecto?

    muaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  3. Hola, Chafardero. Duane no era exactamente un rocker, pero en lo referente a la Harley, era una de sus pasiones. Al final, esa pasión se lo llevó.

    Buena pregunta, Cat. En lo lírico no hay duda: Clapton escribió esa canción a modo de declaración de amor hacia Patty Boyd, que en aquel momento era la esposa de George Harrison. Clapton no se cortaba lo más mínimo cuando iba a por una chica: le daba igual que estuviese comprometida o no. Acabó casándose con ella, aunque nueve años después. Harrison, que era un santo, no se enfadó.
    En el aspecto musical, es cierto que Duane le dio la vuelta a la canción: el plan de Clapton era hacer una balada de base acústica, pero Jim Gordon, el batería, comenzó un desarrollo percusivo y Duane inventó el riff y la convirtió en una pieza de dos tiempos: la primera parte es claramente rock, y la segunda es un vuelo instrumental basado en el piano: así que digamos que fue hecha a tres manos. Lo curioso del asunto es que la canción figura a nombre de Clapton y Gordon: Duane no aparece como co-autor. Me parece injusto, pero...

    ResponderEliminar
  4. Hace ya tiempo que no escucho ese disco, ... tendré que remediarlo... La verdad es que desde que hablaste de Rory, llevo el Irish Tour hasta en el coche, jejejeje. Es que me encanta.

    No sabía lo de la canción Layla. Sí que es injusto la verdad.

    BEsos a todos!!

    ResponderEliminar
  5. por eso lo decia, porque algo de eso habia llegado a mis oídos, y ese reconocimiento nunca llego, supongo que habrá muchos casos iguales no??? me encantaaaaa cuando me explicas las cosas :)

    ResponderEliminar
  6. (Quien te llamó a las 4 AM supo, al oir tu voz, que no era tu hora, o la el(la))

    ResponderEliminar
  7. Ay Esencial, a tí el amor y los murales no te dejan tiempo para más cosas, por lo que veo...
    Pues nada, ya sabes: a revisar la discografía de los Allman, que seguro que a tí te molan.

    Gracias, Gata. A ver si consigo un trabajo de "explicador"...

    Gracias, Belmar, por la visita y el críptico comentario.

    ResponderEliminar
  8. A éste le llamaré "el blog de los descubrimientos".

    Muy injusto lo de Layla, aunque nunca ha sido una canción de mi gusto. Pero que a cada uno se le reconozca lo suyo, ¿no? Y Clapton me deprime.

    ResponderEliminar
  9. jajajajajajaja, qué bueno lo de Belmar, ajajjaa, me parto, me contesta a mi, porque le conté que recibí una llamada a las 4am, anónima. :)
    igual tiene unos blogs altamente recomendables, con buena fotografía y siempre un buen jazz de fondo.



    qjajajjaa...me dio la risa :)

    ResponderEliminar
  10. Muy bien, Dusch: hay descubrimientos que son felicidad pura. Y los Allman tienen unas cuantas cosas muy interesantes, aparte del famoso directo. Que por cierto, todo este tiempo me he estado olvidando de...
    ¡TEN YEARS AFTER RECORDED LIVE!
    ¡OTRA SALVAJADA!
    Es el cuarto de Los Grandes Discos en Directo. Ya me acordaré del quinto. Y del sexto...
    Si es que no se puede estar en todo...

    Vaya, Gata. ¿Ahora quedas aquí con tus amigos? Curioso.

    ResponderEliminar
  11. Al final habrá más de los que te pensabas...

    Creo que este disco en directo que mencionas lo había tenido.

    ResponderEliminar
  12. Sí Dusch. Es lo que me pasa con los directos: tengo que pararme a pensar en cada grupo para recordarlos.

    Y el de TYA apúntalo: es tan bueno como el de Rory; además a tí te gustan esos señores, que ya he visto la canción que has sacado del "Ssssh" (y por cierto, tienen discos aún mejores). Así que ya coincidimos en tres grupos: King Crimson, Pink Floyd y los TYA.

    ResponderEliminar
  13. Murió encima de una harley...bueno por lo menos ya se más de duane

    ResponderEliminar
  14. Bien, S. El saber no ocupa lugar... de aparcamiento.

    ResponderEliminar
  15. Eseeee Paseante, te escribo al ritmo de 'Layla', la única canción que conocía de Derek & the Dominoes. Pero ¡no conocía a este guitarrista! tiene delito, mea culpa. Bueno, uno más que conozco en tu blog, antes de escribirte he rastreado un poco en youtube y le he oído. Éste me gusta más que el anterior.

    Guay, a seguir, un saludo, Paseante.

    ResponderEliminar
  16. Bueno, ya sabes que lo de "Derek & Dominoes" fue un apodo comercial para la banda "por horas" que montó Clapton con sus amigos americanos. Tienen un doble LP, que es donde viene Layla, y otros en directo. Para mí no es un gran disco, pero tiene algunas cosas decentes. En cualquier caso yo tampoco puedo decir mucho, porque Clapton no es de mis preferidos; salvo su época con Yardbirds y luego, sobre todo, con Cream.

    ResponderEliminar

Cierren la puerta al salir.

Perseguidores